Rascafría reduce el crecimiento urbanístico a 900 nuevas viviendas

El equipo de Gobierno de Rascafría, del PP, ha reducido a casi la mitad el crecimiento urbanístico previsto en la primera edición del Avance del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), en respuesta a las reclamaciones de la Plataforma Conjunta en Defensa del Valle Rascafría-El Paular, integrada por socialistas y vecinos.

Así lo indicó la alcaldesa de la localidad, Yolanda Aguirre, quien precisó que, además de reducirse de 1.600 a 900 el número de viviendas, se han excluido de la segunda edición del Avance otros proyectos como era la creación de una variante y la construcción un polígono en la zona de Oteruelo.

Aguirre explicó que el modelo de crecimiento del municipio será desde el casco urbano consolidado hacia el exterior, permitiéndose en la zona más cercana al casco edificios de dos alturas y bajo cubierta para aperos, y "no una tercera planta bajo cubierta", advirtió, y más alejado del centro se permitirá la construcción de viviendas unifamiliares en parcelas de 500 y 1.000 metros cuadrados.

El 98% del municipio cuenta con algún tipo de protección y del resto el 1,5% es suelo urbano consolidado, que con la nueva propuesta no llegaría al 2%. Según Aguirre, con estos porcentajes el término municipal "incluso quedaría más protegido que con el futuro Parque Nacional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 23 de marzo de 2006.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50