Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Colegio de Arquitectos de Cataluña abre una nueva sede en China

Juan Antonio Samaranch asistió a la inauguración en la ciudad de Hangzhou

El Colegio de Arquitectos de Cataluña (COAC) abrió ayer su primera sede fuera de España en la milenaria ciudad china de Hangzhou, morada de emperadores en épocas pretéritas, situada a 180 kilómetros al sur de Shanghai. Después de establecer convenios de colaboración con administraciones y organismos profesionales de Cuba y Marruecos, el COAC inaugura oficina propia en China con el objetivo de situar a sus colegiados, y por extensión a todos los arquitectos españoles y empresas de diseño industrial, en un mercado en imparable expansión en el que la tasa de crecimiento urbanístico supera los 1,2 millones de viviendas de nueva construcción por año.

"Tratamos de abrir nuevos mercados que ofrezcan oportunidades a nuestros arquitectos y hacerlos así más competitivos", explicó en Hangzhou el decano del COAC, Jesús Alonso.

Una casita de estilo occidental de dos plantas con buhardilla construida a principios del siglo XX, situada en el jardín botánico de Hangzhou, junto al bello lago en cuyo entorno se articula la ciudad, acoge la sede del COAC en China. Fue inaugurada ayer por la tarde en una concurrida ceremonia protocolaria por el decano del Colegio de Arquitectos, el alcalde del municipio y el presidente honorario del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch, toda una celebridad en China desde que Pekín ganó la organización de los Juegos Olímpicos de 2008 y que ayer estuvo en la ciudad para recibir en su Universidad un premio honorífico. El acto contó con la presencia de una treintena de arquitectos y representantes de empresas de diseño industrial procedentes de Cataluña que han viajado a China para sondear las posibilidades de realización de proyectos en el futuro.

El desembarco de COAC en Hangzhou no es casual. En la elección de la ciudad, de 1,8 millones de habitantes y capital de la provincia de Zheijian (47 millones de personas), han pesado su proximidad con Shanghai -a la que en tres años estará unida por un tren de alta velocidad que recorrerá los 180 kilómetros que las separan en 27 minutos- y su gran potencial de desarrollo urbanístico, apenas explotado, con una previsión estimada de crecimiento de 400.000 habitantes por año y un área metropolitana de más de seis millones de personas.

"Pekín y Shanghai son ciudades cuyo desarrollo urbanístico es ya una realidad; en cambio, Hangzhou y la provincia de Zeijian son áreas con potencial de desarrollo al que podemos aportar nuestra experiencia no sólo en planificación urbanística, sino también en rehabilitación de edificios", señaló Alonso.

China, con 1.300 millones de habitantes, tiene 34.000 arquitectos frente a los 36.000 profesionales que existen en España, de los que 9.100 son catalanes. La escasez de arquitectos chinos teniendo en cuenta el gran desarrollo urbanístico que viven, quiere ser aprovechada por el COAC para buscar nuevos mercados para los arquitectos catalanes y españoles en general. Por ello, desde el pasado lunes, el COAC está firmando convenios con sociedades profesionales y municipios chinos para establecer relaciones y realizar proyectos concretos.

El pasado martes se firmó un convenio con el Instituto de Diseño Arquitectónico del Este de China (ECADI), la primera consultoría de arquitectura e ingeniería de China, que engloba a 13 empresas y más de 3.000 profesionales. Mediante este acuerdo, ECADI actúa de plataforma de entrada de los profesionales españoles en China a través del COAC y éste, a su vez, como puerta de entrada de inversiones chinas en Europa y como puente para Latinoamérica. Se han firmado también acuerdos para realizar proyectos concretos con la asociación de aquitectos de Zeijian; con el distrito de Yu Hang en el municipio de Hangzhou, donde profesionales catalanes reahabilitarán el entorno fluvial de la zona, y con la ciudad de Wuham, a unos 1.000 kilómetros al oeste de Shanghai, para reordenar urbanísticamente el centro histórico de la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de marzo de 2006