Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La recaudación por tabaco cae un 3,4%

La guerra de precios entre las tabaqueras ha tenido ya un primer impacto en las cuentas del Estado. La recaudación por los impuestos que gravan el tabaco descendió un 3,4% en los dos primeros meses del año, pese a que el Gobierno ha elevado los impuestos de este producto. Son datos de ejecución presupuestaria que hizo ayer públicos el Ministerio de Economía y Hacienda.

El sector ha respondido de forma dispar a la decisión de Hacienda de elevar la fiscalidad del tabaco. Hasta finales de enero, las tabaqueras rebajaron los precios, lo que ha provocado menor recaudación (parte del impuesto va ligado al precio de la cajetilla). A partir de febrero las compañías subieron precios, aunque es probable que ese impacto se perciba más adelante.

La caída coincide con la entrada en vigor de la ley antitabaco, que ha podido retraer el consumo. También caen los ingresos por alcohol (un 3,7%), aunque la subida en este impuesto se aplicó en 2005.

Más allá de esas cifras, las cuentas del Estado han arrancado el año con un superávit de 10.857 millones de euros hasta febrero, un 1,13% del producto interior bruto (PIB). El resultado supera un 31,2% el del mismo periodo de 2004. La buena marcha de los ingresos -crecen un 10,4%- y la caída de los gastos (un 5,5%) han impulsado los resultados.

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, opta por la prudencia: "Los datos de enero y febrero son erráticos por naturaleza, con lo que es prematuro sacar ninguna conclusión", aseguró ante en el Congreso de los Diputados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de marzo de 2006