La popular Esperanza Oña faltó al 87% de las sesiones de la ponencia del Estatuto

Socialistas, IU y PA destacan la falta de compromiso del PP con el proceso de reforma

Para un parlamentario ser miembro de la ponencia de un nuevo Estatuto de Autonomía es una oportunidad única en su vida política. Lo saben los redactores del Estatuto de Carmona, que cumplirá 25 años a finales de 2006, y lo sabrán, si nada se tuerce, los 11 diputados que han participado en la reacción de la reforma estatutaria. No obstante, el cuadro de asistencias a las sesiones de la ponencia refleja a las claras que no es igual ni el interés ni el compromiso. Así, la diputada del PP Esperanza Oña sólo ha acudido a cuatro de las 32 reuniones, es decir, faltó al 87,5% de las citas.

Más información
El presidente de la CEA ve "precipitación" en la Ley de Igualdad

Los miembros de la ponencia redactora del nuevo Estatuto se han reunido en 32 ocasiones, desde el 10 de mayo de 2005 hasta el 30 de enero de 2006. Sólo dos diputados -los socialistas Manuel Gracia y Antonia Moro- han acudido a todas ellas, frente a las cuatro de Oña, según los datos de asistencia facilitados por el Parlamento de Andalucía a EL PAÍS (ver cuadro adjunto). Oña es además de diputada autonómica, vicesecretaria general del PP y alcaldesa de Fuengirola (Málaga).

El Reglamento del Parlamento establece como un "deber del diputado" el asistir a los plenos y a las comisiones de las que formen parte. Y las ponencias son delegaciones más reducidas de esas comisiones. En dicha norma no se contemplan sanciones por ausencias no justificadas, aunque algunos grupos sí tienen un régimen interno de multas por este motivo.

Los fríos datos de la lista de asistencia han dado pie a una serie de valoraciones coincidentes por parte de los portavoces del PSOE, Manuel Gracia; de Izquierda Unida, Concha Caballero; y del diputado del Partido Andalucista Ildefonso Dell'Olmo. Los tres son miembros de la ponencia.

"El ránking refleja de manera bastante fiel y rigurosa el nivel de esfuerzo y compromiso de cada cual con los trabajos de la ponencia. Las cifras cantan", asegura Manuel Gracia. A juicio del portavoz socialista, "no es casual" que los miembros del PSOE y de Izquierda Unida encabecen la lista y que el Partido Popular se sitúe en la cola. "Eso expresa lo que ha ocurrido políticamente" en los trabajos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Gracia califica de "notable" que Rafael Salas (PP) haya asistido a las sesiones de la ponencia en 29 ocasiones, cuando no es ponente, sino vicepresidente de la comisión de Desarrollo Estatutario. La portavoz de IU también subraya ese dato: "Las propuestas concretas del PP han venido de la mano de Rafael Salas", destaca.

Escasa vocación andaluza

Caballero critica "la falta de seriedad del PP a la hora de trabajar en una ley tan importante como el nuevo Estatuto" y asegura que el listado de las asistencias demuestra "la falta de compromiso, cariño y respeto del Partido Popular a la reforma del Estatuto". La portavoz de IU asegura que en las cuatro reuniones a las que asistió Oña "no recuerda que hubiera tomado siquiera la palabra" y se lamenta de la escasa vocación andaluza tanto de la diputada en cuestión como del grupo popular, "que tiene a más de la mitad de sus componentes dedicados" a temas locales.

Gracia y Caballero aseguran que una situación de absentismo como esta en sus grupos sería inimaginable. "Habría tenido consecuencias en el momento o con posterioridad", afirma el socialista. "¿Nosotros? ¡Nos hubiéramos matado! Hubiera sido sustituida de inmediato. Es inconcebible no participar en un debate de este tipo", resalta Caballero.

El andalucista Ildefonso Dell'Olmo se suma a las opiniones de sus colegas y destaca que frente a los cinco diputados del PA o los seis de IU -los cuales intentan multiplicarse para asistir a todas las comisiones, algo que no consiguen-, el PP tiene un nutrido grupo de 37. "Los diputados tenemos una obligación, para eso nos pagan. Y si uno no puede asumir sus responsabilidades porque tiene que estar en ochenta sitios a la vez, lo razonable es que se pida no estar".

El portavoz del PP, Antonio Sanz, que figura en el antepenúltimo lugar de la lista, destaca que Oña "jamás falta a un pleno del Parlamento". También subraya que el trabajo del PP sobre la reforma del Estatuto se ha realizado "en equipo" y que en esas reuniones internas preparatorias, Oña, a la que describe como "una diputada de primera", "ha hecho muchísimas y fundamentales aportaciones". "Otra cosa", añade Antonio Sanz, es "la presencia física y el trabajo del día a día", en el que el peso de las discusiones en la ponencia "ha recaído en los portavoces".

La explicación de Oña

Esperanza Oña envió la siguiente explicación a través de un correo electrónico, que se reproduce íntegramente:

"El PP", escribe, "no tiene en la ponencia para la reforma del Estatuto afán de protagonismo sino de representación y consenso. No se trata de demostrar la presencia física de todos y cada uno de sus representantes sino de la aportación que el PP hace a los trabajos de la ponencia. Esto es lo que debe interesar y lo que, de hecho, interesa a los ciudadanos"

"Existe un calendario y una idoneidad de horarios que es difícil compatibilizar con otras responsabilidades. Los representantes del PP trabajamos en reuniones preparatorias para tomar decisiones que luego son trasladadas al resto de grupos en las sesiones de la ponencia".

"Durante los últimos seis años no he faltado ni a un solo pleno de la Cámara, con presencia física continuada en el escaño y defendiendo iniciativas políticas de mi partido en todos los plenos de esta legislatura".

De los cuatro grupos de la Cámara, el del PP es el único que no ha desvelado si cuando se constituya la nueva ponencia -una vez que se presenten las enmiendas a la proposición de ley de reforma- continuarán los mismos integrantes. Sanz asegura que esa decisión la tomará la dirección de su partido. El resto de los ponentes repetirán.

Esperanza Oña (a la derecha), en una foto de familia de los ponentes en Carmona (Sevilla) el 8 de septiembre.
Esperanza Oña (a la derecha), en una foto de familia de los ponentes en Carmona (Sevilla) el 8 de septiembre.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS