Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialdemócratas de Brasil nombran a su candidato para las presidenciales

Río de Janeiro

Geraldo Alckmin, actual gobernador del Estado de São Paulo, ha sido designado por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) como candidato para las elecciones generales del próximo 1 de octubre. El PSDB es el principal partido de la oposición en Brasil y Alckmin tiene sobre sus hombros la tarea de impedir que el presidente Lula da Silva, del Partido de los Trabajadores (PT), logre la reelección para un segundo mandato.

La designación de Alckmin fue una sorpresa, puesto que hasta ahora todo apuntaba a que José Serra, el ex ministro de Salud del Gobierno de Fernando Cardoso y actual alcalde paulista, iba a ser el candidato socialdemócrata.

Serra iba bien colocado en las encuestas y es popular en todo el país. En cambio, un sondeo divulgado ayer apuntaba una cómoda victoria de Lula si su rival es Alckmin (43% frente a 20%).

No obstante, Alckmin ganó la batalla para lograr la candidatura socialdemócrata. Serra se jugó un órdago y perdió. Rechazó las elecciones internas y condicionó su candidatura al apoyo incondicional de su partido. Evidentemente, no lo obtuvo.

La mayoría de analistas políticos ven el ascenso de Alckmin como una operación de "alto riesgo". Quizá, por su condición de católico fervoroso y simpatizante del Opus Dei. Pero también hay quienes ven ventajas en Alckmin por ser un personaje nuevo y porque acaba su mandato como gobernador con un 67% de respaldo popular. Es de pocas palabras y nada polémico ni agresivo. La idea que da a la gente es la de un buen gestor, serio y honrado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de marzo de 2006