Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:OPINIÓN

Las búsquedas de Google News

Google tiene miles de ordenadores que escanean e indexan páginas web, actualizando constantemente e incorporando contenidos a la base de datos. Cuando se teclea una cuestión, buscamos en la base de datos los mejores resultados y conectamos al usuario con esas páginas. No hay intercambio de dinero. Lo que nos importa es ser útil a la gente.

CUANDO LOS FUNDADORES Larry Page y Sergey Brin lanzaron Backrub, el buscador que se convertiría en Google y los primeros programas de ordenador, desde sus habitaciones en Standford, las páginas web se quejaron de que sus contenidos estaban siendo indexados. Pero si el contenido no se indexa, no puede ser buscado y si no se puede buscar, cómo se puede encontrar? Imaginemos una biblioteca que no tenga títulos indexados o los temas sobre los que tratan los libros en sus estanterías o tan siquiera un catálogo de los autores que los escribieron. Las personas no crean contenidos para que languidezcan en la oscuridad.

Ocho años y billones de páginas web después, una preocupación de la misma índole ha sido expresada con referencia a nuestro servicio de noticias, Google News. Los buscadores han sido acusados de cleptomanía y de aprovecharse a expensas de los periódicos. En Google no tenemos contenidos propios, ni los creamos: ayudamos a las personas a encontrarlos. Nuestro éxito radica en nuestra habilidad a la hora de sacar a los usuarios de nuestra página web y trasladarlos con la mayor velocidad a las páginas web en las que reside la información.

Google News incluye ahora más de 10.000 fuentes de noticias y cada día recibimos peticiones para incluir nuevas. Incluso nos lo piden editores que cobran por contenidos.

Google no muestra las noticias, simplemente enseñamos titulares, una línea o dos del texto y los vínculos. Los dueños de las páginas deciden cómo aprovechar ese tráfico.

Google News permite a las personas buscar cualquier tema y luego vincularlos con noticias de medios de todo el mundo. Siempre ofrecemos a los usuarios los resultados más relevantes (generados automáticamente, no por humanos) y aquí acaba la historia. Por eso valoramos la objetividad. Recogiendo noticias de múltiples fuentes y concentrándolas en un solo lugar, Google consigue que sean más accesibles e interesantes, motivando a la gente a leer más y beneficiando a la industria de los medios en su totalidad.

Google no muestra las noticias. Nosotros simplemente enseñamos los titulares, una línea o dos del texto y los vínculos con la página web. Son los dueños de las páginas web los que deciden cómo aprovecharse de este tráfico gratuito, que es la linfa del contenido on-line. Si el medio quiere cobrar a los usuarios para que lean la noticia, es su decisión. Otra posibilidad es mostrar anuncios en sus páginas web y si utilizan anuncios de Google, les ofrecemos una gran parte de los beneficios. Sin duda, muchos editores on-line no existirían sin el apoyo publicitario de Google.

Internet está cambiando fundamentalmente la forma de encontrar y acceder a la información. La gente quiere más que nunca, acceder a las noticias al momento. Quieren controlar a sus medios en vez de ser controlados por los mismos. La gente solía esperar a que le dieran las noticias, pero ahora quieren saber qué dicen las que despiertan su interés.

El cambio siempre implica un reto y la historia nos enseña que quien abraza el cambio, siempre es el primero en beneficiarse. Cualquier proveedor de noticias puede optar por salirse de Google News. Pocos lo hacen en la práctica. Google News incluye ahora más de 10.000 fuentes de noticias y cada día recibimos peticiones para incluir a nuevas. Incluso los editores que cobran por sus contenidos nos piden que indexemos sus artículos, para que los lectores puedan encontrarlos. ¿Por qué? Porque la mayoría de los grupos de comunicación entienden que Internet les da acceso a una audiencia más amplia. Se dan cuenta de que cualquier comparación relevante para compartir ilegalmente archivos de música es un error, que Google News simplemente dirige a los usuarios hacia los contenidos de otra gente.

La gran paradoja del mundo digital es que cada vez que vaya habiendo más y más información útil on-line, será más difícil de encontrar para el usuario. Los contenidos on-line y los buscadores existen -y de hecho pueden sólo existir- como socios simbióticos, cada uno de los cuales se beneficia mientras la tecnología permite a más usuarios encontrar la información que están buscando. Es una propuesta, sin duda, ganadora si alguna vez he oído una igual.

Nikesh Arora es vicepresidente de Operaciones /Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de marzo de 2006