La plataforma Ciudadanos de Cataluña nace con el objetivo de deslegitimar el Estatuto

La asociación antinacionalista prevé constituirse en partido político antes del verano

Rechazar el nuevo Estatuto catalán para que salga deslegitimado de las urnas. Este es el primer objetivo que se han planteado los impulsores de Ciudadanos de Cataluña, la plataforma antinacionalista que pretende constituirse como partido político en tres meses y que ayer hizo su presentación en sociedad ante unas 1.700 personas en el teatro Tívoli de Barcelona. Uno de sus impulsores, el constitucionalista Francesc de Carreras, aseguró durante la presentación que el Estatuto "debe rechazarse porque empeora la legislación vigente". Se sumó a esta idea otro de los impulsores, Arcadi Espada, quien se comprometió a luchar para que el nuevo Estatuto salga de las urnas "deslegitimado e inservible".

Pero mientras la plataforma piensa utilizar sus primeras flechas contra el nuevo Estatuto, la artillería pesada se la reservan para combatir el nacionalismo en toda su dimensión, una ideología que según Espada debe ser "expulsada del espacio público y mandarla a la alcoba, junto al crucifijo".

Con estas palabras, los integrantes de la nueva plataforma política trataron de dibujar las líneas de la formación con la que pretenden desembarcar en el Parlamento catalán. Un partido antinacionalista, de izquierdas, de tradición ilustrada y a favor de un bilingüismo real también en las instituciones catalanas.

Para negar cualquier sospecha de acercamiento al Partido Popular, las cabezas visibles de la nueva formación política aseguraron ayer que piensan ir a las elecciones en solitario. Eso sí, su candidato no lo decidirán al menos hasta junio, cuando culmine el proceso constituyente del partido.

Asistentes a la presentación de la plataforma Ciudadanos de Cataluña en el teatro Tívoli de Barcelona.
Asistentes a la presentación de la plataforma Ciudadanos de Cataluña en el teatro Tívoli de Barcelona.TEJEDERAS

Sobre la firma

Miquel Noguer

Es director de la edición Cataluña de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona, ha trabajado en la redacción de Barcelona en Sociedad y Política, posición desde la que ha cubierto buena parte de los acontecimientos del proceso soberanista.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS