Aznar sostiene ahora que nunca negoció con ETA

El ex presidente acusa a Zapatero de "mendigar" una tregua

La convención del PP para encarar su futuro arrancó ayer con una mirada al pasado. El ex presidente José María Aznar utilizó su discurso inaugural para recordar que en el diálogo con ETA, que él mismo impulsó, el Gobierno nunca negoció cuestiones políticas. "Lo que hubo", según Aznar, "fue transparencia, lealtad a la verdad y a España". La única voz distinta en el primer día de convención fue la del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que pidió "moderación y templanza".

Aznar aclaró ante su partido que las conversaciones que autorizó con ETA, que vinieron precedidas de medidas de acercamiento de presos, alguno tan sanguinario como Domingo Troitiño, el autor de la matanza de Hipercor, sólo perseguían el objetivo de "comprobar si los terroristas estaban o no dispuestos a rendirse". Y después acusó al actual Gobierno socialista de no querer la derrota de ETA. "Lo que está haciendo es mendigar una tregua a los terroristas", añadió

En la primera jornada de la convención sólo hubo una intervención crítica. Ruiz-Gallardón pidió moderación a su partido: "No podemos responder a los excesos de la izquierda desde una simétrica desproporción de la derecha". Esperanza Aguirre destacó que el PP "se ha crecido ante el acoso y es un partido sin complejos y con reflejos". El ex presidente gallego, Manuel Fraga, sostuvo que la gestión del PSOE puede provocar la balcanización de España.

Mariano Rajoy, José María Aznar y otros dirigentes del PP, en la convención del partido en Madrid.
Mariano Rajoy, José María Aznar y otros dirigentes del PP, en la convención del partido en Madrid.CRISTÓBAL MANUEL

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 03 de marzo de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50