Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fundación Tres Culturas acoge un ciclo de música oriental y occidental

La Fundación Tres Culturas inaugura mañana miércoles en Sevilla la segunda edición del ciclo de conciertos Entre Oriente y Occidente, que pretende buscar lazos de unión entre estos dos ámbitos geográficos a través de la música. El ciclo se inicia mañana, a las 20.30, con Ensemble Constantinople, que actuará en la sede de la fundación, en el Pabellón Hassan II (Charles Darwin, s/n), en la Cartuja.

Ensemble Constantinople es un grupo canadiense de música antigua inspirado en ritmos de las zonas mediterránea y persa. El grupo bebe de fuentes medievales y renacentistas como fruto de una labor investigadora centrada en la historia y la musicología.

Ensemble Constantinople presentará mañana su espectáculo De Castilla a Samarkanda, que rinde tributo al diplomático y viajero medieval Ruy González de Clavijo (Madrid, 1412). González de Clavijo fue portador, entre 1403 y 1406, de una embajada de Enrique III de Castilla al conquistador turco Tamerlán. El diplomático español relató su viaje en su Historia del gran Tamerlán, donde destaca la descripción de la legendaria Samarcanda, capital del caudillo turco e importante centro cultural y artístico.

Ensemble Constantinople posa una mirada original sobre ritmos y acordes españoles, griegos, italianos, turcos, armenios y persas de los siglos XV y XVI tras bucear en los manuscritos musicales de la época.

Muchas de las actuaciones del ciclo, que concluirá en diciembre, están en proceso de negociación. Entre los conciertos confirmados, figura el de la cantante Lura el 24 de marzo. Lura procede de Cabo Verde, un archipiélago del Atlántico cercano a Senegal. Lura nació en Lisboa en 1975, el año en que Cabo Verde se independizó de Portugal. Lura, hija de caboverdianos, reconoce seguir el camino abierto por la cantante Cesaria Evora.

La Fundación Tres Culturas negocia la actuación en noviembre del grupo polaco Kroke, célebre por la magia de su violín, su contrabajo y su acordeón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de febrero de 2006