La reordenación del sector energético

Pizarro convierte la junta de Endesa en un alegato contra la OPA de Gas Natural

Los accionistas aprueban el reparto de 2.541 millones de dividendo en un clima de euforia

El presidente de Endesa, Manuel Pizarro, trasladó ayer a los 2.768 accionistas que acudieron a la junta, el ánimo de resistencia que ha mostrado desde el 5 septiembre, cuando Gas Natural lanzó su OPA. El consejero delegado, Rafael Miranda, concretó el mensaje: "No nos doblegarán", aseguró. La junta aprobó el reparto de un dividendo récord de 2.541 millones, 2,4 euros por acción. Pizarro defendió el "proyecto Endesa" y adelantó que, aunque la OPA de E.ON es mejor que la de Gas Natural "yo no voy a ir a ninguna". Endesa estudia medidas legales contra las decisiones del Gobierno.

Más información

En la sede de la empresa y ante un público entregado, que lo recibió con cuatro minutos de aplausos y gritos de "bravo, bravo", Pizarro echó mano de la tragedia griega y Homero para describir la situación de Endesa, abrillantada con unos resultados espectaculares en 2005, 3.182 millones de beneficio neto, un 154% más que en 2004.

El presidente de la eléctrica objeto de dos OPA competidoras se ve, explicó "como Eneas saliendo de Troya" con el padre (Anquises, el pasado) al hombro y el hijo (Ascanio, el futuro) por delante. "De las crisis se sale fortalecido", aseguró Pizarro, quien recordó que con Eneas comenzó la fundación de Roma.

En un largo discurso trufado de referencias históricas y apoyado en notas manuscritas, Pizarro deslizó varios mensajes nítidos: la OPA de Gas Natural es peor que la presentada por el grupo alemán E.ON y él apuesta por el "proyecto de futuro de Endesa" en solitario. "Los accionistas tienen dos opciones", dijo, "continuar como accionistas de Endesa o acudir a las dos OPA, o las tres o las cuatro o las cinco que vengan". "Yo", remachó, "no voy a ir a ninguna".

Junto al mensaje de resistencia, Pizarro dejó ante la junta aclaraciones con valor legal al explicar que su consejero delegado, Rafael Miranda, que mantuvo contactos con E.ON y otros grupos interesados en Endesa, se ajustó a las normas y al mandato recibido del consejo de administración. La OPA de E.ON no fue, según Pizarro "ni aceptada, ni pactada, ni convenida". Sin mencionar explícitamente a las decisiones aprobadas el viernes por el Gobierno (que dificultan la tramitación de la OPA alemana y recortan algunos ingresos de las eléctricas), Pizarro aludió al derecho romano, y a los filósofos de la Escuela de Salamanca del siglo XVI para advertir de que "la propiedad es sagrada" y que "alterar el precio de las cosas" convertía, según esa escuela de pensamiento "al monarca en ilegítimo".

Por ello, reclamó un entorno jurídico de "seguridad" y "reglas conocidas de antemano" porque, de lo contrario, se crea incertidumbre "y donde hay incertidumbre, no hay inversión".

Pizarro, no descuidó ninguno de los gestos a los que estaba obligado en día tan señalado. Además de desvelar su sueldo (2,1 millones de euros) elogió con énfasis a su número dos, Rafael Miranda -quien explicó que cobra un 10% menos que Pizarro-. También alabó el comportamiento de los miembros del consejo en los últimos meses y destacó, entre todos, el de Miguel Blesa, presidente de Caja Madrid, entidad propietaria de un 9% de Endesa. Pizarro, olvidados los tiempos de enfrentamiento (Blesa reclamó sin obtenerla la vicepresidencia de la eléctrica) explicó a sus accionistas que Caja Madrid ha tenido en los últimos meses respecto a Endesa un comportamiento "exquisito" desarrollado "con elegancia, buen sentido e inteligencia".

Los halagos a Blesa los escucharon 14 de los 15 consejeros con que cuenta la compañía. Faltó -en el estrado había una silla vacía- Juan Ramón Quintás, presidente de la Confederación de Cajas de Ahorro (CECA) y miembro del consejo de la eléctrica a propuesta de Pizarro. Quintás, según explicaron ayer fuentes de la CECA, no asiste a los consejos y actos de Endesa desde que Gas Natural (participada por La Caixa) lanzó su OPA sobre la eléctrica.

Al consejero delegado Rafael Miranda, que en algunos momentos de su discurso no pudo contener la emoción, le tocó profundizar en el mensaje de obligado optimismo de Pizarro. Según dijo Miranda, las medidas anunciadas el pasado viernes por el Gobierno "tendrán un impacto estrictamente coyuntural sobre nuestro negocio y, a medio y largo plazo, no tendrán consecuencias desfavorables sobre el cumplimiento de los objetivos".

Miranda tuvo que contestar a una pregunta enviada por carta en la que un accionista solicitaba explicaciones por las relaciones de negocios de su esposa (y la de otro directivo) con Centro Asegurador, una entidad aseguradora que trabaja con Endesa. Miranda, en su respuesta, calificó esas relaciones de "personales e intrascendentes".

Abucheos a la SEPI

Endesa cuenta todavía con una pequeña participación pública, del 2,95%, en su capital, en manos de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Y, ante la preferencia del Gobierno por la oferta de Gas Natural frente a la E.ON, la accionista SEPI habló ayer en la junta de Endesa y tuvo que encajar airados abucheos.

Su representante, Juan Gurbindo, inquirió a Pizarro y a Miranda sobre los contactos mantenidos con la cúpula del gigante alemán previos al anuncio de su contraoferta. Aludió a la voluntad de la SEPI de asegurar que la evolución positiva de Endesa no se vea perjudicada. Y, tras pedir a los directivos que se preocupen de crear valor y no de sus intereses, Gurbindo se interesó por los "objetivos, duración y coste" de la actual campaña publicitaria de Endesa.

Su intervención fue contestada con algunos silbidos, con abucheos y con alguna exclamación como "¡esquirol!" o "enviado de Montilla", en alusión al ministro de Industria. Pizarro, que aseguró no haber participado en las "conversaciones, que no negociaciones" con E.ON, donde sí estuvo Miranda, replicó, mordaz: "Todos somos accionistas de la SEPI y espero que haga buen uso de las acciones". Miranda dijo no recordar el coste de la campaña publicitaria, "diseñada antes de la OPA". Lo minimizó, por "la relación entre el coste y el retorno".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 25 de febrero de 2006.

Lo más visto en...

Top 50