Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad planea suplir con autobuses privados el servicio nocturno de metro

El Ayuntamiento pide a Aguirre 11 millones por 'alquilarle' los vehículos de la EMT

El Gobierno regional, que preside Esperanza Aguirre, está planeando contratar 84 autobuses privados para cubrir por superficie el mismo recorrido que las líneas del metro durante las madrugadas de los sábados y domingos. Serían 12 líneas de autobús dirigidas especialmente a los jóvenes que salen de copas. La idea inicial es que el servicio sea prestado por la EMT, propiedad del Ayuntamiento. Pero ha surgido un problema: éste reclama 11 millones anuales por el servicio, y la Comunidad le ofrece sólo tres. Ante el desacuerdo, el Gobierno baraja acudir a una empresa privada.

La consejera de Transportes, María Dolores de Cospedal, anunció el pasado 16 de febrero en la Asamblea de Madrid que el Gobierno de Esperanza Aguirre quiere llevar a la práctica una promesa electoral incumplida: que los jóvenes que salgan de copas los fines de semana tengan el metro abierto por las noches. De esta manera, se evitarían accidentes de tráfico.

Pero las negociaciones con los sindicatos del metro siempre han sido infructuosas. Ninguno de los dos consejeros que precedieron a De Cospedal en el cargo -Luis Eduardo Cortés y Francisco Granados- lograron alcanzar un acuerdo con los trabajadores. Éstos reclamaban más sueldo por la nocturnidad y que se mantuviese la seguridad de los empleados y de los usuarios.

Por eso, y ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo, Cospedal ha propuesto una solución alternativa: reproducir los itinerarios de la red de Metro en superficie mediante autobuses que harían exactamente el mismo recorrido -entre la 1.30 y las seis de la madrugada- con una cadencia de paso de 15 minutos.

84 vehículos

Los vehículos deberán ser, como ocurre en todas las líneas regulares de la ciudad, de la Empresa Municipal de Transportes (EMT). Sin embargo, el alquiler de estos autobuses ha generado un fuerte enfrentamiento entre las dos administraciones implicadas. El Ayuntamiento reclama, según fuentes de la negociación, 11 millones de euros por 84 autobuses y 102 conductores, mientras que la Comunidad de Madrid ofrece sólo tres millones. Ambas administraciones mantienen que ésas son las cantidades que cuesta el servicio.

Ante esta situación, el Gobierno regional está sopesando contratar con una empresa privada el servicio que la consejera prometió en la Asamblea regional. Si el Ejecutivo de Esperanza Aguirre se inclinase por esta opción, sería la primera vez que una empresa privada realizase un servicio público de transporte regular de pasajeros en la ciudad. Actualmente, la EMT -con un capital completamente municipal- cubre todos los trayectos interiores de Madrid, sean o no rentables.

Fuentes de la Consejería de Transportes se limitaron ayer a decir que está negociando "sobre este asunto" con el Ayuntamiento y aseguraron que "se está buscando un acuerdo entre ambas administraciones y que habrá un acuerdo". La consejería rehusó aclarar qué cantidad ofrece al Consistorio. Éste, por su parte, sostiene que "no existe ningún conflicto" y niega toda posibilidad de que finalmente el servicio lo preste una empresa privada.

"El acuerdo con la Comunidad de Madrid está totalmente cerrado, desde hace semanas. Ahora se están perfilando los últimos flecos técnicos y jurídicos, pero el acuerdo es pleno: el Ayuntamiento pondrá los autobuses y la Comunidad pagará el servicio a través del Consorcio Regional de Transportes", asegura Fernando Autrán, coordinador general de Servicios a la Comunidad.

Autrán se niega, al igual que la Comunidad, a decir en cuánto han cifrado ambas partes el coste de ese servicio. "No sé la cantidad, eso se contará en breve, cuando el concejal [de Seguridad] Pedro Calvo y la consejera [María Dolores de Cospedal] presenten públicamente el nuevo servicio de autobuses", alega. Pero insiste: "En cualquier caso, no son 11 millones. Y el acuerdo está cerrado. Quedan flecos técnicos, no económicos. El convenio se firmará en breve, probablemente este mismo mes, y el servicio entrará en funcionamiento muy pronto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de febrero de 2006