Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Naciones Unidas defiende la autonomía de los serbios de Kosovo

Las primeras conversaciones directas entre representantes de Pristina y de Belgrado para abordar la descentralización de Kosovo concluyeron en Viena en un "ambiente relajado" pero sin resultados concretos. "Ha sido bastante exitoso", declaró el diplomático austriaco Albert Rohan, quien en representación del mediador de la ONU, Martti Ahtisaari, presidió la reunión de dos días, calificada de "histórica" para el futuro de la provincia serbia de mayoría albanesa.

Estas conversaciones suponen "el comienzo del camino hacia la independencia", opinó Lutfi Haziri, jefe de la delegación de los albaneses de Kosovo. Pero Belgrado insiste en mantener el poder sobre esta provincia de 2 millones de habitantes (con un 90% de población albanesa) pero otorgándole una "amplia autonomía", según dijo Leon Kojen, asesor del presidente serbio, Boris Tadic.

Para hacer posible el diálogo entre dos frentes opuestos que se mantienen inflexibles, el debate se limitó a "buscar bases en común en temas de carácter práctico" y no se puso sobre la mesa el tema clave: el futuro estatus de Kosovo, que deberá ser decidido en los próximos meses por la comunidad internacional. De lo contrario, "las conversaciones hubieran durado apenas dos horas y se hubiera acabado todo", opinó Rohan.

A puerta cerrada, las delegaciones de Belgrado y Pristina trataron perspectivas de descentralización en materia de educación, salud y sistema policial con el objetivo de proteger la minoría de serbios en territorio kosovar. Desde que acabó el conflicto armado de 1998-99, unos 80.000 serbios viven acosados en enclaves protegidos por las fuerzas de la ONU. Rohan insistió en la necesidad de hacer posible la "convivencia multiétnica".

Ambas partes constataron que ha sido posible un cierto "acercamiento" en algunos asuntos, como la posibilidad de transferir a administraciones municipales las competencias sobre la educación primaria y secundaria o sobre la elección de los responsables de la policía. Según el jefe de la delegación de Kosovo, cada detalle tratado podrá ponerse en práctica "sólo después de la independencia de Kosovo". La siguiente reunión ha sido convocada para el 17 de marzo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de febrero de 2006