Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una edil de El Ejido gastó más de 600 euros en llamadas a líneas de videncia

La concejal por el Partido de Almería (PAL) en el Ayuntamiento de El Ejido, María del Carmen Fernández, responsable del área de Turismo, gastó en un mes más de 600 euros en llamadas a líneas de videncia desde el teléfono móvil corporativo del Consistorio. Los hechos ocurrieron en enero de 2005, cuando el responsable de la concejalía de Hacienda era José Andrés Cano (PP). El alcalde de El Ejido, Juan Enciso, ex del PP y fundador del PAL, defendió ayer a la edil y aseguró que Fernández confundió la tarjeta personal con la corporativa. El PSOE ha exigido llegar "hasta el fondo" de la cuestión.

Los hechos ocurrieron entre el 18 de enero y el 17 de febrero de 2005 y la edil ha reconocido que la mayoría de las llamadas se corresponden con "líneas de videncia dedicadas a técnicas de relajación", tal y como publicó el diario La Voz de Almería. "Tengo dos teléfonos, uno del Ayuntamiento y otro privado. No sé si por un cambio de tarjeta hay algunas llamadas al 806 desde el del Ayuntamiento. Cuando lo detecté, hablé con el concejal de Hacienda, José Andrés Cano Peinado, para devolver el dinero y me dijo que no me preocupara". La edil de Turismo tildó de "sinvergüenza" a su ex compañero de partido y no ha descartado emprender actuaciones judiciales contra él.

El alcalde de El Ejido apoyó a su edil y la felicitó en rueda de prensa. "Me alegro de tener a personas serias y responsables como Mari Carmen Fernández porque cuando comenten el error lo asumen y dicen: 'no, que se me descuente y yo lo pago'. Hay que felicitarla porque reconoce en su momento ese error", dijo Enciso.

La concejal escribió una carta al interventor del Ayuntamiento en junio de 2005 para pedir que las facturas se fueran compensando con otros ingresos que podía obtener del Consistorio. Por este motivo dejó de cobrar las dietas que le correspondían por asistencia a Fitur. Además, pidió que se restringieran las llamadas a los números 806 "para que no hubiera más confusiones".

El primer edil también acusó al ex concejal de Hacienda de haber utilizado la información de la que disponía dentro de la campaña "agresiva y vacía de contenido que ha emprendido el PP". Cano aseguró que "en su momento" comunicó lo ocurrido a Enciso y añadió que él no es el responsable de haber filtrado la información. También dijo que fue él y no la edil el que optó por restringir estas llamadas de los móviles municipales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de febrero de 2006