Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 8.600 matrimonios se divorciaron en la capital en 2005

Un total de 8.659 parejas se divorciaron o separaron en el partido judicial de Madrid capital en 2005. La cifra es ligeramente inferior a la de 2004 (8.753 parejas), según datos de los jueces de la plaza de Castilla. Si bien la cifra de divorcios y separaciones se mantiene estable en los últimos años, "lo que sí ha crecido de forma espectacular en 2005 son los llamados divorcios exprés, aquellos que han de tramitarse en tres meses", señalan fuentes judiciales. "La nueva ley permite que no haya que esperar dos años de separación para iniciar los trámites del divorcio. Hemos notado que muchas parejas que ya estaban separadas se están acogiendo a la ley que regula los llamados divorcios exprés", destacan los citados medios jurídicos.

MÁS INFORMACIÓN

Si en 2004 hubo 7.576 demandas de separación y sólo 1.177 de divorcio, en 2005 las cifras se han invertido: se han registrado 5.677 demandas de divorcio y sólo 2.982 de separaciones.

Los divorcios o separaciones contenciosas, en los que la pareja no se pone de acuerdo y acude al juez para que éste resuelva sus diferencias sobre hijos y reparto de bienes, están dejando paso a los de mutuo acuerdo. La pareja acude al juez con las ideas claras sobre la custodia de los hijos y con un consenso en el reparto de los bienes del matrimonio. "Pero también se dan casos de rupturas que empiezan en el consenso y terminan en conflicto", señalan las mencionadas fuentes.

Más acuerdos

Separaciones y divorcios de mutuo acuerdo se celebraron el año pasado 4.936, frente a las 1.747 contabilizadas en 2004. En las separaciones consensuadas, el incremento ha sido del 94%, y en los divorcios, del 376%.

"La carga de trabajo en la jurisdicción civil de Madrid capital es muy elevada y absorbe el 25% del total de asuntos civiles de toda España", señala José Luis González Armengol, juez decano de Madrid. "La inmensa mayoría de los jueces trabaja a un 120% sobre el módulo de trabajo, y este incremento de asuntos no sólo afecta a los juzgados de Familia, que, a pesar de disponer de cuatro nuevos juzgados, terminó 2005 con un 6% de incremento de asuntos. La carga afecta a toda la jurisdicción civil, que aumentó por encima del 20% en el registro de nuevos asuntos en comparación con 2004. Por eso, la demora media en la tramitación de asuntos es de nueve meses", aclara.

Por otra parte, un dato que puede servir de espejo de la evolución de la economía madrileña en el último año es el que arrojan los juzgados hipotecarios. Los jueces que se encargan, a instancias de los bancos, de ejecutar el embargo de un inmueble por impago de la hipoteca aumentaron notablemente su actividad en 2005. En el último año firmaron un 10,1% más de ejecuciones que en el año anterior.

En 2005, los jueces ejecutaron 610 hipotecas, frente a las 554 de 2004.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de febrero de 2006