Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de Siria nombra un nuevo Gobierno de tecnócratas

El presidente sirio, Bachar al Asad, anunció ayer varios reajustes ministeriales en un momento en que el país se enfrenta a una fuerte presión internacional para esclarecer el asesinato del ex primer ministro libanés Rafik Hariri. El nombramiento como vicepresidente de Faruk Chara, el incombustible ministro de Exteriores desde hace 22 años y pilar del régimen de Hafez al Asad (el padre de Bachar) arroja dudas sobre el alcance de este reajuste.

El nuevo Gobierno -formado principalmente por tecnócratas y expertos económicos- prestará juramento en los próximos días. Según los observadores en Damasco, Chara es demasiado valioso como para prescindir de él en un momento en que el país se enfrenta a una oleada de críticas de los que lo ven como "enrocado" en sus posturas antiisraelíes y antioccidentales.

El primer ministro Nayi Otri retiene su cargo, lo mismo que su viceprimer ministro, Abdulá Dardari, y 15 miembros de este gobierno de 34 carteras, nombrado con el propósito de introducir reformas drásticas en el sistema económico y financiero del país. Los nombramientos más significativos son los del Ministerio de Interior, Basam Abdelmayid, y de Petróleo, ocupado por Safiyan Alau.

El Ministerio de Exteriores estará ocupado por el hasta hoy viceministro, Walid Moallem; mientras que al frente de Información figura Mohsen Iblal, pero ambos ministerios quedarán bajo la tutela del propio Chara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de febrero de 2006