Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE denuncia un sobrecoste de 4.382 millones en la M-30

El concejal de Hacienda tilda de falsos los datos de la oposición

La construcción y mantenimiento de la M-30 durante los próximos 35 años, en manos de una empresa mixta pública y privada, costará al Ayuntamiento de Madrid 4.382 millones más que si el municipio hubiera gestionado el proyecto directamente. Ésta es la denuncia realizada ayer por la portavoz del grupo socialista, Trinidad Jiménez. El Consistorio destinará 14.982 millones a la M-30 hasta 2040.

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Madrid criticó duramente ayer el modelo de gestión escogido por el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón (PP), en el proyecto de reforma de la M-30, que según los socialistas lo ha encarecido un 36%. Su portavoz, Trinidad Jiménez, explicó ayer que el Ayuntamiento se podría haber ahorrado 4.382 millones de euros hasta 2040, periodo en que termina el contrato.

El equipo que dirige Gallardón ha constituido una sociedad mixta denominada Madrid Calle 30 que se encargará de acometer las obras y del mantenimiento posterior de la nueva calzada. En la empresa participa el Consistorio madrileño con el 80% del capital, mientras que el 20% restante pertenece a las empresas Ferrovial Servicios, Dragados y API Conservación.

El presupuesto total de pagos del Ayuntamiento para este proyecto asciende a 14.982 millones de euros. Los beneficios previstos por su participación en la sociedad mixta son de 2.887 millones de euros.

Jiménez criticó ayer este modelo y aseguró: "La decisión del alcalde de introducir un socio privado nos va a costar muy caro". En su opinión, el modelo escogido por Gallardón pretendía "no contabilizar las obras en las cuentas del Ayuntamiento". Pero el Consistorio tendrá que incluir la deuda derivada de las obras en sus cuentas porque la Unión Europea (UE) le obligó a ello.

Costes de financiación

Los ahorros más importantes serían en costes de financiación, impuesto de sociedades e IVA de la sociedad mixta, por las inversiones de reposición, los costes de explotación y mantenimiento, según detalló Jiménez.

"Se me escapan los motivos para seguir con este plan", aseguró el edil Félix Arias, responsable de asuntos de Urbanismo del grupo socialista. Este concejal afirmó que es "absolutamente falsa la justificación del equipo de gobierno de que un socio privado aumenta la eficiencia de las obras". Además, auguró un incremento en el sobrecoste porque "hay desviaciones al alza en los presupuestos iniciales del 40%".

La responsable socialista del área de Hacienda, Isabel Villalonga, precisó que "con este dinero se podrían haber construido 400 equipamientos públicos durante este periodo".

El concejal de Hacienda de Madrid, Juan Bravo (PP), prevé comparecer ante la comisión de Hacienda para explicar "detalladamente" las cuentas de la M-30. Bravo manifestó que el sobrecoste calculado por el grupo socialista "es falso". El concejal explicó: "Si juntamos todos los contratos de la M-30, la desviación es negativa en un 0,6%".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de enero de 2006