Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESTRENOS | 'El Rey'

Antonio Dorado aborda los orígenes del narcotráfico en Colombia

Hacía 17 años que no se rodaba una película en Cali (Colombia), y eso que en los ochenta llegó a apodarse a la ciudad Caliwood por la cantidad de ocasiones en la que servía de escenario cinematográfico. Por eso el rodaje de El Rey, "el primer filme colombiano sobre narcotráfico en clave gánster", según Antonio Dorado, su director, se convirtió en todo un acontecimiento. Lo siguieron de cerca, aprovechando que están ya jubilados, los policías y delincuentes que convivieron en los años sesenta y setenta con El Grillo, el dueño de un club nocturno y narco en el que se inspira el filme que se estrena hoy. Los dos bandos querían cerciorarse de que lo que se contaba se atenía a su verdad.

MÁS INFORMACIÓN

"Mi idea original era hacer un documental sobre cómo el narcotráfico había cambiado nuestra mentalidad, e investigué en la Universidad del Valle", contó esta semana en Madrid Dorado sobre esta coproducción de Colombia, España y Francia. "Pero me interesó el mito de Jaime Calcedo, El Grillo, al que le encantaba la canción Pero sigo siendo el Rey, y decidí contarlo en el barrio de San Nicolás de Cali, que es donde yo me críe. Mis amigos de infancia han sido una fuente importante para la historia".

"Hemos tratado de plasmar qué pasa cuando en una sociedad existe la acumulación de poder y riqueza", añadió el actor Juan Sebastián, uno de los malos de la telenovela Pasión de gavilanes, y en El Rey, un narco de baja estofa. Y con esta idea Dorado recreó la historia de los orígenes del narcotráfico. "Los sesenta nos permitía mantener una distancia, y contar una historia que creemos que debe ser conocida", reflexiona el cineasta, para quien esta práctica frenó una posible revolución social. "Puedes ignorar lo que te rodea pero yo tenía la necesidad de retratarlo. Como aquí de hablar de la Guerra Civil o en Argentina de la dictadura".

El realizador hipotecó su casa para asumir los gastos, y ahora se enorgullece de que en su país ha hecho más caja que María llena eres de gracia, de Joshua Marston, y que Rosario Tijeras, de Emilio Maillé, dos recientes películas colombianas que ahondan en este tema. Compitió en 2005 al Goya a la mejor película extranjera de habla hispana y "de milagrito" estrenan ahora en España. "Ahora queda por ver la reacción en EE UU y Francia", adelanta Dorado. Por lo pronto, en el Festival de Cine Latinoamericano de Los Ángeles la expectación entre los hispanos fue máxima.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de enero de 2006