AULAS

Sobresaliente en Matemáticas y Lengua

Juan Manuel Muñoz tiene 11 años y este primer trimestre ha llevado a casa una notas "estupendas". "He sacado un sobresaliente en Lengua y otro en Matemáticas", afirma muy orgulloso. Juan Manuel estudia 5º de Primaria en el colegio Muñoz Garnica de Jaén, uno de los diez centros de la provincia que este año forman parte del programa de refuerzo de la Consejería de Educación.

Todos los martes y miércoles, de 16.30 a 18.30, vuelve al colegio después de comer para "hacer los deberes" junto a la decena de compañeros que forman parte de su grupo de apoyo escolar. "No voy mal, pero la lectura la tengo regular y me cuesta dividir cuando me ponen muchas cifras", añade.

Ana Rodríguez es la directora del Muñoz Garnica y también sobre ella ha recaído el papel de coordinadora del programa. Dos profesoras, Mercedes Martín y María Antonia Almazón, son las encargadas de impartir estas clases extraescolares a un grupo de 5º y otro de 6º de Primaria. "Al ser grupos tan reducidos la enseñanza es muy individualizada y conectamos muy rápido con los alumnos. No les damos pie a perderse en la explicaciones ni a dejar volar su atención fuera de clase", comenta Mercedes. "Además contamos con la ventaja de estar en permanente contacto con sus tutores, que nos orientan sobre las actividades que debemos realizar y los contenidos educativos que en cada momento se están impartiendo en el aula", añade María Antonia.

La directora del centro también hace hincapié en que el programa es "flexible" porque a lo largo del curso los alumnos pueden dejar de asistir, si han superado el desfase que no les permitía seguir el ritmo de la clase, o incorporarse al programa, si así lo determinan los profesores y sus familias están de acuerdo.

"Los padres están muy contentos porque están viendo mejoría en sus hijos. Aunque todavía hay algunas familias que no le dan a la educación de sus hijos la importancia que se merece", lamenta la directora, quien destaca la "buena voluntad" del profesorado por la "sobrecarga" que estas actividad conlleva. A pesar de ello, las tres profesoras subrayan que el esfuerzo merece la pena. "Los chavales se estimulan y motivan mucho más cuando ven que también son capaces de superar un examen y de llevar los deberes al día como el resto de sus compañeros", añade Mercedes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 23 de enero de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50