Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fomento sacará a concurso este año todas las obras de la 'Y' entre Vitoria y Bilbao

El ministerio sólo dejará pendiente de licitación el acceso ferroviario a las dos capitales

El Ministerio de Fomento sacará este año todos los concursos de obras de los tramos que integran el corredor de la Y ferroviaria entre Vitoria y Bilbao. Sólo quedarán pendientes de licitación los accesos a las dos capitales debido a su complejidad técnica y a que se constituirán dos sociedades públicas integradas por las administraciones central, local, foral y autonómica para determinar cómo debe entrar el tren de velocidad alta en ambas ciudades. El secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, realizó ayer en Vitoria estos dos anuncios, en el marco de una jornada organizada por el PSE de Álava para explicar a los agentes sociales los beneficios que conllevará el soterramiento del tren en la capital alavesa.

Morlán, quien se mostró muy cauto a la hora de dar fechas sobre la puesta en funcionamiento de la nueva red ferroviaria, resaltó que el ministerio ha reservado este año un total de 180,2 millones de euros para los concursos de obra. El Gobierno vasco asumirá las obras de la otra parte de la Y, lo que se conoce como el corredor guipuzcoano, tras el acuerdo al que llegaron las administraciones central y vasca a finales del año pasado. Ese pacto de cooperación tan sólo está pendiente de la firma de un convenio, que Morlán aseguró que se producirá en breve. "Quedan pendientes algunos trámites burocráticos, informes técnicos y jurídicos", precisó, y añadió que eso no es obstáculo para que los técnicos de las dos administraciones sigan trabajando juntos y adelantando el trabajo.

En esta línea de sintonía, Morlán aseguró que el Gobierno central retirará el recurso que presentó ante el Tribunal Constitucional por invasión de competencias cuando el Ejecutivo de Vitoria convocó por su cuenta los concursos de los tramos del corredor guipuzcoano. "El recurso se retirará en el mismo momento en el que se firme el convenio", señaló. El secretario de Estado destacó el buen momento que atraviesan en la actualidad las relaciones con el Gobierno vasco, con cuya consejera de Transportes, Nuria López de Guereñu, del PNV, se entrevistó por la mañana antes de inaugurar la jornada.El Ministerio de Fomento ya sacó en diciembre el primer contrato de obras del corredor entre Vitoria y Bilbao. Se trata del segundo subtramo del segmento Arrazua-Legutiano, en Álava, con 5,2 kilómetros de longitud, un presupuesto de 43,84 millones de euros y un plazo de ejecución de 27 meses. Las constructoras interesadas tienen de plazo hasta el 14 de febrero para presentar sus plicas. Además de las obras, el contrato contempla todas las actuaciones complementarias, como los movimientos de tierra o el drenaje.

Morlán también se refirió a la posible conexión de la Y vasca con Navarra, que apoyan los gobiernos de ambas comunidades autónomas. El secretario de Estado explicó que el ministerio ha encargado un estudio para conocer el estado del corredor ferroviario cantábrico-mediterráneo, en el que se inserta el ramal navarro Castejón-Alsasua, y si resulta válido, con algunas modificaciones, para una línea de alta velocidad. Dentro de ese informe, se detallará cuál es la mejor forma de enlazar Pamplona con el nuevo trazado vasco.

Los dos gobiernos autónomos ya han celebrado una reunión para estudiar la posibilidad de conectar la Y con el proyectado corredor navarro de velocidad alta, que tendría así una salida directa hacia Irún. La colaboración de las dos partes permitiría agilizar las obras, tal y como señaló en su momento el presidente navarro, Miguel Sanz.

A un nivel más global, el secretario de Estado resaltó que en los próximos 14 años se invertirán alrededor de 250.000 millones de euros en infraestructuras en toda España. De ellos, el 50% irá a parar a la red ferroviaria, "lo que refleja", según Morlán, "la apuesta del Estado por el tren". El resto del dinero se lo repartirán las carreteras (25%) y los puertos y aeropuertos (25%). "Se trata de definir una mejor cohesión social y territorial", que pase por una "compatibilización entre medio ambiente y el desarrollo de las infraestructuras".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de enero de 2006