Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La insurgencia iraquí derriba otro helicóptero de EE UU

Un helicóptero Apache estadounidense se estrelló en la mañana de ayer al norte de Bagdad, al parecer tras ser derribado con misiles. Los militares norteamericanos confirmaron que los dos pilotos murieron al caer el aparato en un terreno pantanoso cerca de Taji, una zona con actividad insurgente, aunque dijeron que no estaban claras las causas. Varios testigos aseguran que la aeronave sufrió disparos de misiles antes de estrellarse cerca de la pequeña localidad de Mishahda, próxima a Taji.

El aparato estadounidense, el tercero que se estrella en Irak este mes, estaba realizando una patrulla aérea. Dos grupos distintos de insurgentes, poco conocidos, se han atribuido el derribo. Uno de ellos, el Ejército Muyahidin, ha incluido un vídeo en el que se ve cómo se dispara lo que parece un lanzamisiles portátil SAM-7 soviético contra un helicóptero, que estalla en llamas y cae. El viernes, dos pilotos murieron al estrellarse otro aparato cerca de Mosul, al parecer derribado.

Un coche bomba en Muqdadiya, a unos cien kilómetros al norte de Bagdad, causó la muerte a al menos cinco policías iraquíes y una niña, así como 18 heridos. En la capital, un policía estadounidense, que participaba en el entrenamiento de policías iraquíes, murió a causa de la explosión de un artefacto artesanal contra un convoy.

Por otra parte, la Comisión Electoral Independiente de Irak anunció ayer la anulación de los resultados de los comicios legislativos celebrados en diciembre pasado de 227 colegios electorales, por encontrar fraudes e irregularidades. Los resultados anulados apenas representan el 1% del total de papeletas, por lo que no se prevé una modificación sustancial de los resultados parciales extraoficiales anunciados, en los que se perfiló como ganadora la Alianza Unida de Irak (AUI), chií.

Además, el tribunal que juzga a Sadam Husein nombró ayer un sustituto del juez principal, Rizgar Amin, después de que éste se negara a reconsiderar su dimisión, presentada en protesta por las presiones del Gobierno. Según el fiscal jefe, la próxima sesión del proceso, el día 24, será presidida por el magistrado más antiguo de los cuatro restantes que forman el tribunal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de enero de 2006