La futura alcaldesa de Chinchón es accionista de dos constructoras del pueblo

Las empresas de Fernández están levantando dos promociones en la localidad

Luisa María Fernández Fernández, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Chinchón y futura alcaldesa, es accionista de dos constructoras radicadas en la localidad: Navarredonda 2000, SL, y Nuevas Propiedades Inmobiliarias Chinchón, SL. El objeto social de ambas sociedades es la construcción de edificios y la promoción de viviendas. Las dos constructoras están levantando actualmente dos promociones en el casco urbano.

Fernández, que es abogada de profesión, encabeza además la moción de censura que el PP y una ex concejal del Partido Independiente de Chinchón, Isabel Montes, han presentado contra la actual alcaldesa, la socialista Encarnación Moya. Esta última lleva días afirmando que tras la moción de censura se esconde una trama urbanística, algo que el PP niega.

Más información

Pero Javier Sánchez-Lázaro, senador de la antigua Alianza Popular por Extremadura a principios de los ochenta (hoy PP), es administrador solidario y apoderado de la empresa inmobiliaria Jabbar Inversiones. Esta empresa es dueña, a través de otra denominada Inverwarner Promociones 2002, de una finca en Chinchón denominada Dehesa de la Jara Alta (de 350 hectáreas). El consejero delegado mancomunado y apoderado de Jabbar entre 1999 y 2003 y accionista de Inverwarner (sólo tiene una acción), es Pedro García Valero. Éste, a su vez, es amigo y ex compañero de trabajo de Ricardo Romero de Tejada, ex secretario regional del PP, en la empresa de fotocopias MIC Servicio de Copias, SL. Esta empresa salió a relucir durante la comisión de investigación del llamado caso Tamayo, cuando dos diputados del PSOE (María Teresa Sáez y Eduardo Tamayo) traicionaron a su partido y se ausentaron durante la sesión de investidura del candidato socialista Rafael Simancas. Éste no pudo ser presidente regional.

En 2000, la entonces alcaldesa de Chinchón, Ana María Magallares, del PP, elaboró el avance del plan general y recalificó dichos terrenos de Jabbar. El PP dice que no fue ella directamente, sino que había delegado las competencias urbanísticas en la Comunidad de Madrid, también del PP.

En las últimas elecciones el PP obtuvo cinco concejales, el PSOE logró cuatro ediles y el Partido Independientes, dos. Socialistas e independientes decidieron coligarse. Una de sus primeras acciones fue anular el avance del plan. Ahora el PP se ha aliado con una concejal independiente, que ha sido expulsada del partido, para recuperar el gobierno local. El PP alega que ellos fueron el partido más votado.Para adquirir los terrenos de la Dehesa de la Jara Alta, el entonces presidente de Jabbar, Javier Sánchez Lázaro, y su consejero Pedro García Valero constituyeron la empresa Inverwarner Promociones 2002, cuyo fin según consta en el registro mercantil es el siguiente: "El objeto social consistirá en el planteamiento y el desarrollo de la totalidad de las actuaciones de carácter urbanístico que sean precisas, para lograr la aprobación definitiva de los planes generales de ordenación urbana de las fincas propiedad de la sociedad en Chinchón o instrumento de planeamiento general de eficacia urbanística similar, que contenga las previsiones necesarias para clasificar como suelo urbanizable, sectorizado o no, las fincas de su propiedad".

Inverwarner tiene un capital social de seis millones de euros que fueron desembolsados por Pedro García (un euro) y Jabbar, con 5.999.999 participaciones.

Los socios mayoritarios de la empresa MIC Servicios de Copias, SL, en la que trabajaba Ricardo Romero de Tejada y Pedro García Valero, son los hermanos Juan Carlos y Fernando Sánchez Lázaro, este último diputado regional en la Asamblea de Madrid en la legislatura 1995-1999.

Ruth Porta, portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid, reiteró ayer su "sospecha de oscuros intereses urbanísticos e inmobiliarios relacionados con el PP y Romero de Tejada en Chinchón".

Porta afirma que la moción de censura "oculta estos intereses y violenta la voluntad popular". "No es una moción de censura contra la alcaldesa socialista, sino contra los ciudadanos de la localidad".

"Es una tránsfuga"

La portavoz socialista insiste en que Isabel Montes, la concejal independiente expulsada de su partido y que apoya la moción de censura, es "una tránsfuga". "Su partido la ha expulsado. Un informe del secretario del Ayuntamiento la califica ya como concejal no adscrita, por lo que ya no pertenece al partido por la que fue elegida: es una tránsfuga", dice.

Porta afirma que el PP ha roto el Pacto Antitransfuguismo y ha vulnerado la declaración institucional aprobada por la Asamblea el pasado diciembre sobre este tipo de actitudes. "La palabra y la firma del PP no valen nada", asevera.

Para Porta, Esperanza Aguirre, presidenta del PP en Madrid, debía "paralizar inmediatamente la moción de censura, pero no tiene autonomía". "La pregunta que se puede hacer a continuación es muy sencilla: Entonces, ¿quién manda en el PP?".

Francisco Granados, secretario general del PP de Madrid, niega tajantemente que Montes sea una concejal tránsfuga. "Era la presidenta del partido y con quien firmamos el pacto de legislatura. En ese partido son dos [Granados se refiere a que este partido tiene dos concejales]: la presidenta y otro. ¿Quién de los dos representa al partido? Yo creo que la presidenta. Por lo tanto, ¿quién la echa? ¿El otro concejal?".

Por su parte, Javier Recuero, secretario y tesorero del Partido Independiente de Chinchón, señala que "Montes está expulsada del partido, aunque tiene un periodo de cinco días [hasta el 18] para presentar alegaciones", admite. "El día 19", añade, "dos días antes de la moción de censura, se le comunicará a Montes la expulsión oficial".

Granados explicó ayer que la candidata del PP a la alcaldía de Chinchón "la semana pasada dejó los cargos directivos de las dos constructoras", si bien reconoce que aún continúa con las acciones en estas empresas. "No es ilegal tener acciones en una constructora", añade, si bien reconoce que actualmente las dos empresas de la futura alcaldesa están levantando dos promociones en el casco urbano del municipio. "Y las licencias se las ha firmado Encarnación Moya [la alcaldesa socialista]".

El secretario del PP indica, además, que desconoce la compra de terrenos a las afueras de Chinchón por parte de Jabbar. "No conozco a los Sánchez Lázaro absolutamente de nada. No los he visto nunca", señaló. Luisa Fernández declinó ayer responder las llamadas de este periódico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 15 de enero de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50