Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presidenta de Finlandia, Halonen, debe disputar una segunda vuelta

La actual presidenta de Finlandia, Tarja Halonen, logró la victoria en la primera vuelta de las elecciones presidenciales que se celebraron ayer, pero se quedó corta en su objetivo de lograr el 50% y repetir así un mandato de seis años, según los resultados con el 99% de los votos escrutados.

Halonen, la primera mujer que ocupa este cargo en el país nórdico, obtuvo el 46,3% de los sufragios, frente al 24% del siguiente candidato más votado, el conservador Sauli Niinistö, con el que disputará una segunda ronda el próximo día 29.

"Fue una pena que no llegásemos a esa cifra, pero esto nos da fuerzas para apretar en las dos semanas de campaña que quedan y ganar la segunda vuelta", dijo la presidenta, candidata por el Partido Social Demócrata, y que cuenta con el apoyo de la Liga de Izquierda. Halonen obtuvo cinco puntos menos de lo que pronosticaban las encuestas.

Alta abstención

Según Halonen, la abstención, que se situó en el 26,1%, le perjudicó especialmente. "Si la participación hubiera sido mayor, estoy segura de que mi resultado hubiera sido mejor", añadió.

El candidato del partido conservador, Kokoomus Sauli Niinistö, emerge como ganador en su particular disputa con el primer ministro y candidato del Partido del Centro, Matti Vanhanen, que se quedó en un 18,7%. Niinistö es el actual vicepresidente del Banco de Inversiones Europeo y ex ministro de Finanzas, y contará con el voto de Vanhanen en la segunda vuelta, según anunció el primer ministro.

Los candidatos socialdemócratas han ganado las tres elecciones presidenciales desde que se celebran elecciones directas. Anteriormente, los finlandeses elegían a su presidente a través de un complicado sistema de colegio electoral.

Niinistö aparece como el gran ganador de la jornada electoral. Este presidente honorario del Partido Popular Europeo, se lanzó a la compaña con un polémico eslogan "Presidente del pueblo trabajador". El 24% es casi 5 puntos por encima del voto de su partido. Ambos candidatos se lanzarán a la caza del voto de los partidos minoritarios. A Halonen le bastaría el apoyo de los Verdes, que se quedaron en un 3,5 % de los votos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de enero de 2006