Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:COYUNTURA INTERNACIONAL

Suiza apuesta por el consumo

La Confederación cerrará 2005 con un crecimiento cercano al 1,7%

La economía suiza cerrará el curso 2005 sobre las previsiones realizadas a comienzos de año. Gracias al tirón del consumo, las exportaciones y la recuperación de sus principales socios de la UE, el crecimiento de su PIB podría llegar al 1,7%. La recuperación ha generado que el banco central aumentara los tipos de interés para contener las presiones inflacionarias.

Las nuevas estimaciones elevan hasta el 2% el crecimiento del PIB suizo para este año y a más del 1,5% durante el ejercicio de 2005

El aumento del consumo interno y del gasto del Estado son los grandes responsables de la recuperación de la economía helvética

Los últimos datos trimestrales de 2005 llaman al optimismo. En septiembre, la economía Suiza creció un 2,3%, si consideramos los últimos 12 meses, y un 1%, si se compara con el segundo trimestre del año, la cifra de PIB más alta en los últimos cinco años para este periodo. Las previsiones del Gobierno señalan que el país podría crecer más del 1,7%, una cifra que supera todas las previsiones de los analistas y de organismos internacionales realizadas a comienzos de año.

Antes de conocer las últimas cifras trimestrales, la OCDE señaló en su informe de otoño que Suiza podría crecer un 1,2% en 2005, y un 1,7% en 2006. Sin embargo, el favorable crecimiento del consumo ha modificado el panorama. Las nuevas estimaciones elevan hasta el 2% el crecimiento del PIB para el este recién comenzado año y sobre el 1,5% durante 2005. Suiza creció un 2,1% en 2004, tras un 2003 en que su PIB cayó un 0,3%.

Gasto público

El aumento del consumo interno y del gasto del Estado son los grandes responsables de la recuperación de la octava economía europea. Durante el tercer trimestre, el consumo privado creció un 2,1% en términos interanuales y un 0,7% respecto del periodo abril-junio. Mientras, el Gobierno gastó un 2,2% más que el año anterior. Este resultado ha sido acompañado de un aumento de las exportaciones de un 5,5% en los últimos doce meses, empujadas por la caída de 11% en la cotización del franco frente al dólar durante el año.

Frente a este escenario, el banco central suizo ha elevado las tasas de interés por primera vez en más de un año, desde el 0,75% hasta el 1%. El objetivo con esta subida de un cuarto de punto es controlar eventuales presiones inflacionarias y mantener la estabilidad monetaria que ha consolidado su crecimiento económico este año. La inflación suiza ha llegado hasta el 1,3% en octubre, tras cerrar 2004 con un 0,8% y un 2003 con un 0,6%. Las previsiones dicen que los precios crecerán un 1,2% en 2005.

El alza de los tipos por parte del banco central suizo se produce en un momento en que el Banco Central Europeo ha elevado sus tipos por primera vez en cinco años y la Reserva Federal de EE UU ha aumentado la tasa de referencia por decimotercera vez consecutiva. No obstante, el instituto emisor suizo ha preferido ser prudente para no perjudicar la reducción del empleo, que en los primeros nueve meses del año ha caído hasta el 3,8% de la población. En 2004, el indicador cerró en un 4,2%, una cifra que se ha mantenido en los últimos dos cursos.

Tipos de interés

No obstante, algunos analistas consideran que controlar los tipos no es suficiente para consolidar el crecimiento. Para los expertos locales, el Gobierno debería abrir el mercado eléctrico en el corto plazo, mejorar el sistema educativo y profundizar en las modificaciones al sistema tributario. Consideran que las reformas no avanzan, generando incertidumbres en el inversor exterior. Los últimos datos indican que la inversión de capital ha caído un 2,8% desde el segundo trimestre.

Con todo, las perspectivas para el cierre de año y el primer semestre de 2006 son favorables. El consumo seguirá tirando del carro gracias a las compras navideñas, y el comercio exterior continuará su favorable marcha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de enero de 2006