La jornada laboral supera en una hora a la media de la UE

España ocupa el decimotercer puesto en la lista de los países que más horas trabajan

La jornada laboral en España es una de las más largas de la Unión Europea. El tiempo que pasan los españoles en sus puestos de trabajo es de 38,2 horas, una hora más que la media en la Europa de los 25, según un informe de Eurostat, la oficina estadística de la UE. El estudio señala además que los empleados que echan más horas son los que trabajan en la agricultura y la pesca, casi cinco horas más que los que se dedican a los negocios.

España, con 38,2 horas, ocupa el décimo tercer puesto en la lista de los 25 países miembros de la Unión Europea según el número de horas trabajadas a la semana. La tabla, elaborada por la oficina estadística de la Unión Europea, Eurostat, está encabezada por países como Letonia, con 42 horas, República Checa, con 41,9, y Grecia con 41,6. Los europeos que menos horas echan en el trabajo son los daneses, con 35,2 horas, los suecos, con 35,3 y los británicos con 35,4.

Son precisamente los países de nueva incorporación los que hacen subir la media a las 37,4 horas. Letonia, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Polonia y Hungría son los países que ocupan los primeros puestos de la lista y en todos ellos se trabaja por encima de las 40 horas semanales. La media en el territorio conformado por la antigua Europa de los 15 es de 36,8 horas, es decir, dos horas menos que en España.

El informe de Eurostat no contradice el presentado por la comisión nacional para la racionalización de los horarios españoles el pasado 21 de diciembre. Este estudio, titulado España en hora europea y encargado por el Gobierno, señala que la jornada laboral de los españoles es de las más largas de la UE y también de las menos productivas. La conclusión fundamental de dicho estudio es la necesidad de gestionar los horarios para mejorar los resultados en las empresas.

Por sectores, según el Eurostat, los empleados que más tiempo trabajan a la semana son los de la agricultura y la pesca. Éstos pasan una media de 47 horas en sus puestos de trabajo, casi cinco horas más que los que se dedican a los negocios y seis más que los que emplean su actividad en el sector de la industria. A medio camino entre ambos se encuentra el sector de los transportes y los servicios de comunicación con 43,3 horas a la semana.

El informe señala que existen grandes diferencias entre hombres y mujeres en cuanto al tiempo que ambos dedican al trabajo. Los hombres europeos pasan 40,8 horas semanales en sus empleos mientras que las mujeres emplean 33 horas.

Sin embargo, el informe detalla que esa diferencia de seis horas se debe a que el porcentaje de mujeres que trabaja a tiempo parcial es mucho mayor que el de los varones. El 32,6% de las mujeres europeas está empleada a tiempo parcial mientras que el porcentaje de hombres que trabaja en este tipo de empleos es tan sólo del 7,5%.

La situación es similar en España. Eurostat señala que los hombres españoles pasan 41,0 horas en sus puestos de trabajo mientras que las mujeres pasan 34,3 horas.

La explicación es la misma que en el caso de la media de Europa, es decir, un alto porcentaje de las mujeres españolas están contratadas a tiempo parcial, el 25,8% mientras que del total de varones, tan sólo un 4,8% trabaja sólo una parte de la jornada.

El 44% se queda en la oficina

El 44,7% de los trabajadores españoles alarga habitualmente su jornada laboral. De cada diez empleados que prolongan su jornada, seis preferirían no hacerlo. Los dos datos proceden del barómetro de mayo del Centro de Investigaciones Sociológicas y ponen de relieve ciertas malas costumbres en los hábitos de los españoles.

La sobrecarga de trabajo es la razón más alegada por aquellos que prolongan su jornada (53,2%), aunque otros señalan que suele ser la empresa la que les obliga a hacerlo (15,5%).

Tan sólo un 11% declara que sigue trabajando más allá de su horario por razones económicas.

Para analizar y tratar de corregir esas malas costumbres que convierten a la jornada laboral española en una de las más largas de Europa, el Congreso de los Diputados ha creado la Subcomisión de Adecuación de Horarios.

Varios expertos se están encargando actualmente de asesorar a una docena de diputados para tratar de conciliar la vida laboral y la familiar.

La solución pasa, según algunos de los especialistas, por adaptarse al ritmo vital europeo, es decir, comer antes y en menos tiempo y acostarse antes. Otros señalan que hay que defender la excepcionalidad de una cultura basada en la sociabilidad y en un clima que tiende a alargar las jornadas.

Entre algunas de las soluciones propuestas hasta ahora destaca la Comisión Nacional de Horarios aplicará a partir de este mismo mes. El organismo señalará con el dedo a las oficinas que sigan con las luces encendidas más allá de una hora razonable, según anunció hace unas semanas el presidente de la comisión, Ignacio Buqueras.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS