Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consejo de Ministros aprueba el traspaso de las cuencas atlánticas

El Consejo de Ministros aprobó ayer cuatro reales decretos con los que formaliza acuerdos alcanzados por la comisión mixta de transferencias el 9 de junio y el 13 de diciembre. El traspaso más importante, decidido en junio, afecta a varias cuencas internas que gestionaban hasta ahora las Confederaciones Hidrográficas del Guadalquivir y del Guadiana, dependientes del Estado. A partir del 1 de enero, la Junta asumirá la gestión de un grupo de cuencas que están dentro de los límites de la comunidad. lo que evita la limitación constitucional de que la gestión de cuencas que discurren por más de una comunidad se reserve al Estado. Las cuencas del Guadalete y el Barbate, en Cádiz, y las del Tinto, Odiel, Piedras y Chanza, en Huelva, pasarán a constituir la Cuenca Atlántica Andaluza.

La Agencia Andaluza del Agua, que gestionará la cuenca, recibirá cada año del Estado 43,2 millones de euros, coste efectivo en el que se ha valorado la transferencia, a los que se añadirán 311 trabajadores. Según recordó ayer la Agencia, el nuevo traspaso junto a la Cuenca Mediterránea Andaluza (antigua Cuenca del Sur) supone que controlará el suministro de agua al 46% de la población andaluza, unos 3,3 millones de personas. El resto seguirá dependiendo de las Confederaciones Hidrográficas del Guadalquivir y el Guadiana.

En los otros tres traspasos, decididos en la última reunión de la comisión mixta, destaca la ampliación de medios económicos para el desarrollo de la formación profesional ocupacional: este acuerdo implica la incorporación al sistema de financiación del 5% de los fondos para la formación continua. Igualmente, se dota de recursos económicos a la Delegación Territorial de la Fundación Tripartita en Andalucía- El coste efectivo del traspaso asciende a 2,1 millones de euros.

También se amplían los medios económicos para el desarrollo de las funciones del Instituto Social de la Marina en Andalucía, con 2.812,6 euros más al año y se corrigen errores en la inscripción de los terrenos sobre los que se construyó la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de diciembre de 2005