Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Plan General de Valdemorillo pretende cuadruplicar la población

El documento recalifica una parcela del presidente local del PP

El avance del nuevo Plan General de Valdemorillo, municipio gobernado por el PP, propone alcanzar un techo de población de 37.443 vecinos. En época estival se llegaría a las 56.000 personas. El censo actual es de 10.000 habitantes. El PP asegura que ha preservado el norte del municipio por su mayor valor ecológico. Sin embargo, el plan pasa a urbanizable una zona protegida situada en el norte y en la que se enclava una finca de siete hectáreas propiedad de Rogelio Baón, diputado nacional del PP y presidente del partido en Valdemorillo.

Valdemorillo, situado a 38 kilómetros de Madrid y con el 67,7% del término protegido por su valor medioambiental, se ha apuntado al carro del crecimiento urbanístico. El avance del nuevo Plan General propone calificar 1.826 hectáreas. De ellas, 549 se convertirán en suelo urbanizable sectorizado, que el Ayuntamiento considera como de transformación necesaria y preferente. Allí se edificarán 8.576 nuevas viviendas. También se reserva suelo para usos industrial, terciario y comercial.

Las 1.277 hectáreas restantes se califican como suelo urbanizable no sectorizado, reservado para desarrollos futuros. Ecologistas en Acción considera que, "haciendo un cálculo conservador, en esa superficie se podrían construir otras 15.000 viviendas". La alcaldesa, Pilar López Partida, aclara que el plan se encuentra en los inicios de su tramitación, y que el desarrollo se producirá exclusivamente en el sur: "Hemos sido escrupulosos con el medio ambiente, se preserva la zona norte, porque es la que más vegetación tiene", afirma.

Sin embargo, en el norte el avance propone permitir la edificación en varias fincas que hoy son suelo no urbanizable de protección paisajística. Una de ellas, de más de siete hectáreas, pertenece a una empresa de Rogelio Baón, diputado nacional y presidente del PP de Valdemorillo, y a su familia.

Baón y su compañero de partido Luis Ramallo se encargaron de acosar al PSOE hace años por supuestos casos de corrupción. El presidente del PP de Valdemorillo participó en la comisión de investigación creada tras la fuga del director de la Guardia Civil Luis Roldán.

Baón mantiene que el paso de la finca a urbanizable es una cuestión de justicia, y que se trata de un proceso transparente. "Ya es hora de que dejen de castigarnos a mí y a mi familia. El terreno era urbanizable en 1970. Sorprendentemente, en las normas de 1987 lo calificaron de protección forestal", explica. "Es una parcela sin arbolado, que pertenece a una sociedad familiar, con una antigüedad de 23 años", aclara el dirigente político.

"Tierra de nadie"

Baón indica que el problema afecta a otras personas, además de a su propiedad. "Existen unos cinco chalés de diversos dueños en tierra de nadie y queremos que se legalice la situación", dice. "El Ayuntamiento ha propuesto que el suelo pase a ser urbanizable no sectorizado. No estoy de acuerdo y he pedido que sea sectorizado, como en 1970", añade.

Para la alcaldesa también existen razones objetivas para la desclasificación de ese terreno. "No tiene nada que ver con quién es el propietario", asegura. Y apela, igual que Baón, a que el terreno fue urbano antes de las actuales normas. "La protección que tiene es municipal, por lo tanto el Ayuntamiento es competente para plantear un cambio".

Al PSOE, sin embargo, le resulta sospechoso que se permita edificar en una zona que ahora está protegida, cuando la regidora proclama que el plan es respetuoso con el entorno. "Yo me pregunto por qué se deja sin protección esta finca y se protegen otras de los alrededores. Además, ¿para qué pasar a urbanizable algo que ya se había conseguido salvar?", se pregunta Belén Aguado, portavoz del grupo municipal socialista.

La oposición socialista se opone al modelo propuesto por el PP. "Pretenden crear una nueva gran ciudad residencial inmersa en espacios de gran valor natural. Claramente apuestan por un desarrollismo ciego, que presenta deficiencias en cuanto a infraestructuras", critica Aguado.

Para Ecologistas en Acción la propuesta de superficie que se va a recalificar está absolutamente sobredimensionada. Esta circunstancia les lleva a sospechar que se podría estar "ante un nuevo caso de recalificación masiva para beneficiar intereses, que no son, precisamente, los de la generalidad de los ciudadanos".

Las críticas llegan también desde una parte de los residentes. La asociación de propietarios de Cerro Alarcón, una urbanización con 1.200 parcelas, ha propuesto en el periodo de sugerencias que se abra un corredor ecológico en el sur del municipio, en la parte que se deja como suelo urbanizable no sectorizado. En el documento, la asociación explica que se trata de "una zona de comunicación de flora y fauna". "Por ella discurren zorros, búhos, tejones, gatos monteses, águilas imperiales, y otras rapaces. También hay nutrias, lagartos, perdices, codornices, faisanes...".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de diciembre de 2005