Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Alfonso XIII, rey-soldado

La vida privada y la trayectoria pública del monarca que gobernó España desde principios del siglo XX hasta 1931 cuenta con amplia bibliografía. A pesar de ello, Hall ha logrado un acertado perfil del rey y ha recreado una época que derivó hacia el militarismo.

El historiador y diplomático norteamericano Morgan C. Hall emprende en este libro la arriesgada tarea de estudiar un tema que ya cuenta con una bibliografía extensa y solvente. Hay unos cuantos puntos polémicos en la biografía de aquel que muchos contemporáneos consideraran "el último Borbón", pero en sus líneas generales la crónica del reinado se encontraba ya establecida y, por otra parte, la profesión del autor no parecía el mejor aval para que la nueva obra llegase hasta el fondo en los temas vidriosos. Pese a ello, el esfuerzo de Hall ha valido la pena. El papel de protagonista que desempeña Alfonso XIII en el prolongado ocaso del régimen de la Restauración hace posible que a lo largo de este libro la biografía política del monarca encaje a la perfección con el estudio de una vida de partidos, gobiernos, parlamentos y elecciones que va marcando el declive hacia su desenlace natural: una salida autoritaria que bajo una capa de regeneración ofrece un predominio claro de los elementos conservadores y del militarismo que ha de alcanzar su hora de gloria en julio de 1936.

ALFONSO XIII Y EL OCASO DE LA MONARQUÍA LIBERAL 1902-1923

Morgan C. Hall

Alianza. Madrid, 2005

412 páginas. 22 euros

LA ESPAÑA DE PRIMO DE RIVERA

Eduardo González Calleja

Alianza. Madrid, 2005

463 páginas. 19 euros

La fotografía de la portada

constituye ya una excelente introducción a aspectos de la personalidad de Alfonso XIII: seguro de sí mismo, altivo, poco inteligente. Desde sus primeros pasos como rey, en el célebre Consejo de Ministros de la discusión con Weyler, muestra una concepción autoritaria, en calidad de rey-soldado, que con sus buenas intenciones cubre una voluntad permanente de interferencia sobre un sistema al que en vez de regenerar contribuirá a asentar en sus vicios. Apoyado en la bibliografía precedente y en fuentes de archivo, tanto de palacio como diplomáticas, Hall logra una visión de conjunto precisa y enriquecedora. El relato de Hall se cierra con la llegada de esa dictadura que el rey ampara en su momento de formación.

El vacío es cubierto por otra obra de interés, el estudio de Eduardo González Calleja sobre la España de Primo de Rivera. González Calleja es un investigador incansable y la mejor prueba de ello es que casi al mismo tiempo que este libro ha publicado otro, en colaboración con Antonio Fontecha, sobre la anexión de Santo Domingo a España en 1861 (Una cuestión de honor, Santo Domingo, 2005). El subtítulo del libro que ahora comentamos apunta a un juicio en exceso positivo, La modernización autoritaria, 1923-1930, que en la práctica resulta corregido por el análisis siempre preciso y respetuoso de las fuentes del autor. Con algunos puntos débiles en el estudio de las organizaciones obreras, González Calleja consigue trazar un panorama muy completo de lo que en realidad es una modernización bajo el autoritarismo militar, favorecida por la coyuntura alcista de los felices veinte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de diciembre de 2005

Más información

  • Morgan C. Hall