Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

La línea 1 del Metro

Como usuario de la Línea 1 de Metro-Valencia (Llíria-Torrent) no voy a protestar por el deficiente servicio de metro que sufrimos las miles de personas que nos desplazamos con este servicio público. No voy a protestar por los trenes infames con que Metro-Valencia nos castiga. Trenes comprados (de segunda mano) el siglo pasado (1.980), propios de un país en vías de desarrollo, y que dudo cumplan las más elementales normas de seguridad (las averías y los accidentes son continuos). No voy a protestar por los incumplimientos reiterados de horarios, o por los trenes programados como semidirectos que paran en todas las estaciones.

En fin, no voy a protestar por los millones de euros de dinero público que se despilfarran en proyectos (como Terra Mítica) impropios de acometer por una Administración Pública, mientras las necesidades básicas en sanidad, educación, transporte... no están cubiertas.

Protesto por la desidia y dejadez de la que hace gala la susodicha línea de metro. Me explico: estos trenes legendarios disponen de un sistema de megafonía que en lugar de informar desinforma; cuando nos disponemos a llegar a Paterna la voz nos anuncia que la próxima parada es Empalme, o Beniferri si hemos salido de Paterna, y así hasta el final.

Los invidentes, las personas mayores y en general aquellos que no estén atentos al nombre de las paradas deben estar prevenidos. Mi indignación ante estos hechos es notoria y lo pongo de manifiesto ante los empleados del tren siempre que ocurre y que lamentablemente es con frecuenci

a, porque la solución a este problema no requiere de grandes inversiones ni costosos estudios, sino de un poco de voluntad. Recientemente, un empleado de la compañía anunció por megafonía del tren el nombre de las sucesivas paradas, evitando el engaño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de diciembre de 2005