Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ANDONI ARRIOLA | Director de Tráfico del Gobierno vasco

"No hay grúas suficientes para solucionar los atascos"

Andoni Arriola (Bilbao, 1951), es el nuevo director de Tráfico desde julio.

Pregunta. Tras la bajada espectacular del pasado año en la mortalidad, con un 36% menos, ¿cómo van los datos de este ejercicio?

Respuesta. Son muy similares a los del año pasado. Hasta el 30 de noviembre, ha habido 87 muertos, los mismos que en ese periodo en 2004. El año pasado fue excepcional pero lo importante es que hay una tendencia muy clara descendente.

P. El objetivo era situarse en un ratio de 60 a 70 fallecidos por millón de habitantes, como en los países europeos con menor siniestralidad.

R. En 2004 mejoramos ese ratio, con 59. Pero esto no sólo es por las acciones del Departamento de Interior. Hay muchos agentes implicados: ayuntamientos, diputaciones, aseguradoras.

"Lo primero es la formación: que los noveles aprendan a conducir"

"Alguno de los radares de la A-8 tiene el récord del Estado en multas"

P. Pero este año, hasta agosto, se había triplicado el número de atropellos. ¿Es la pata que cojea?

R. Efectivamente. Estamos estudiándolo en mesas de trabajo para ver la razón y luego buscar las soluciones.

P. Pero aquí todavía es una minoría de conductores la que respeta escrupulosamente las señales y la velocidad. ¿Cómo se puede invertir el dato?

R. Hay que convencer a la gente de que tiene que ir a la velocidad adecuada y que si una curva va señalizada a 70, se debe ir a ese velocidad. Esa es una labor de todos también: del que construye, del que analiza la capacidad de la carretera.

P. Pero, ¿cuál es el porcentaje de conductores que no respeta el código de circulación?

R. El 68% reconoce que rebasa los límites de velocidad en autopistas. Lo que hay que hacer primero es una labor de formación de nuevos conductores: que aprendan a conducir en una carretera.

P. ¿Habla de cambiar el sistema de las autoescuelas?

R. Para rebajar la siniestralidad, los propios conductores piden primero formación. Y luego, mano dura, sanción. En la formación, incidiremos en la medida que podamos, porque hoy día es competencia de la DGT. Hay unas cuantas líneas de trabajo.

P. Con los nuevos radares digitales, ¿habrá más multas?

R. Podrá haber más pero sobre todo mejor puestas. Habrá menos fallos en la ejecución y más fiabilidad.

P. En la A-8 a su paso por Bilbao, mucha gente tiene la percepción de que no se ponen muchas multas, porque la mayoría supera los 80 kilómetros.

R. Algún radar en la A-8 tiene el record del Estado en multas.

P. Y los atascos. ¿Qué piensa de las peticiones de la Diputación de Vizcaya de implantar carriles reversibles?

R. Un carril reversible es para los dos sentidos y hay que construirlo. Creo que estamos hablando de by pass, abrir temporalmente un carril del otro sentido. Hay un grupo de trabajo y en unos meses lo sabremos. Lo que hay que medir es cuándo y en qué sitios.

P. Aparte de ésta, ¿qué otras medidas se barajan para estos atascos frecuentes en las áreas metropolitanas?

R. Se está diseñando la Supersur [la nueva autopista en torno a Bilbao], que sería la solución para el tráfico pesado en la A-8. A pesar de todo, va a seguir habiendo accidentes y a alguien le va a tocar la retención.

P. Pero los atascos en las áreas metropolitanas se suscitan por la tardanza en la llegada de la grúa y el tiempo para retirar los vehículos accidentados. ¿No puede haber un servicio más eficaz?

R. El año pasado, con las nevadas, contratamos gruas y el presupuesto fue bastante alto...

P. ¿Es una cuestión económica entonces?

R. Y que no habría grúas tampoco. Además son específicas: hay que llevar una apropiada para el tipo de camión que debe retirar. Y hacer una maniobra con seguridad, porque si no el problema puede multiplicarse.

P. Hace dos años, el vuelco de un camión con troncos dejó cerrada la A-8 toda la noche y una mañana. Alguno comentaba cómo no se podían retirar por personas, en vez de una grúa.

R. También se hizo eso. Pero no es fácil. Hay que buscar cuatro o cinco personas que sepan mover troncos. Y hacerlo con seguridad.

P. Desde hace unos meses, Tráfico cuenta son su nuevo centro de gestión, aun en desarrollo. ¿Qué va a aportar de nuevo?

R. Va a haber más información porque toda se recoge en un punto. La información es el 50% del problema, la otra mitad será de ejecución. Si no llega así, la información está sometida a interpretaciones. Todo el mundo va a saber lo que tiene que hacer, cuándo y cómo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de diciembre de 2005