Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ingenieros consideran las obras una "oportunidad única" para reforzar el puente

Las direcciones generales de Carreteras y Patrimonio mantienen la paralización de los trabajos

Los ingenieros que han diseñado el soterramiento de la M-30 recordaron ayer que las medidas del colector han sido rectificadas para cumplir una directiva europea: cada litro de agua sucia debe ir mezclado con 17 de agua limpia. Los primeros cálculos se habían hecho para cumplir una normativa local que obligaba a mezclar siete litros de aguas limpias por uno de fecales.

Pero surgió otro problema adicional. El Ayuntamiento decidió aumentar el número de carriles previstos en el proyecto aprobado por Patrimonio en 2004: de dos a tres carriles, porque a unos cuatro kilómetros de distancia del puente de Toledo está previsto que se construya un nuevo barrio de 11.000 casas, lo que se conoce como Operación Campamento. Esta zona de Madrid estará unida con la M-30 por un túnel que desembocará a la altura del estadio Vicente Calderón. Por tanto, los dos carriles proyectados en principio resultaban insuficientes. Pero más carriles significa más afección al puente. En este caso, la Dirección General de Carreteras ha puesto peros a la obra. Quiere conocer los sistemas constructivos para hacer esta modificación y los flujos de tráfico que originará.

Dos carriles

Los ingenieros municipales señalan que, si Carreteras no da su visto bueno a este cambio, mantendrán los dos carriles previstos. "Pero sería una pena. Cuando se hace una obra de estas características, lo mejor es hacer un proyecto que sirva para años. Es una oportunidad única y no creemos que sea conveniente dejarla pasar", dicen.

Los técnicos de la M-30 consideran que esta modificación servirá además para dar mayor consistencia al puente, porque el cajón de hormigón que recubrirá los carriles fortalecerá los pilares de la estructura barroca. "Estamos esperando a que nos den una respuesta. Estamos trabajando en otras partes del proyecto, pero deben decidirse ya. El tiempo vuela", dicen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de diciembre de 2005