Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Sin Defensor del Pueblo

Las campañas publicitarias que se han hecho en Cataluña para hacer propaganda del nuevo Estatuto han sido tan caras como superficiales, pero no se ha entrado a fondo en el contenido del texto y, mucho menos, en lo que no interesa que se sepa. Por ejemplo, este Estatuto, si se aprueba tal como está, quita a los catalanes un derecho que teníamos hasta ahora, como es la posibilidad de acudir al Defensor del Pueblo para que defienda nuestros derechos si tenemos alguna queja sobre la Administración autonómica. De esta forma, los ciudadanos de a pie perdemos una vía para hacer valer nuestros derechos mientras los políticos catalanes se quitan de en medio a una institución que controlaba sus actuaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de diciembre de 2005