España registra el mayor aumento de población de su historia por la inmigración

La cifra de habitantes supera los 44 millones tras crecer en más de 900.000 a lo largo de 2004

La población española vuelve a batir récords de crecimiento gracias a la inmigración. A lo largo de 2004, se registraron 910.846 habitantes más. El 1 de enero de 2005 el número total de residentes alcanzaba los 44.108.530 residentes, un 2,1% más que al iniciarse 2004. Este ritmo de crecimiento es inusual en los países desarrollados. El Consejo de Ministros aprobó ayer esta cifra oficial de población, obtenida de los padrones municipales. El aumento de habitantes en 2004 es el mayor desde que existen registros, según el INE.

A lo largo del año 2004 se registró en España el mayor aumento de población de la historia, en términos absolutos. En 12 meses, la cifra de habitantes creció en más de 900.000 personas. Pasó de 43.197.684 a 44.108.530 personas, según los datos de los padrones municipales de cuya suma se extrae la cifra oficial de población a 1 de enero de 2005 aprobada ayer.

- Aumento por la inmigración. El crecimiento del número de habitantes se debe casi en exclusiva a la población inmigrante que se empadronó a lo largo del año pasado. La otra fuente principal de aumento demográfico, la diferencia entre muertes y fallecimientos, sólo arrojó un saldo de 82.580 personas más en 2004, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

- "Ritmo fortísimo". El ritmo de aumento de los habitantes de España creció el año pasado un 2,1%, una proporción similar a la alcanzada a lo largo 2002 (879.170 habitantes más a lo largo de ese año). "Es un ritmo fortísimo que sólo se alcanza en algunos países de África y de Asia occidental", afirma el catedrático Joaquín Arango, director del Centro de Estudios de Migraciones del Instituto Universitario Ortega y Gasset. "Prácticamente ningún país desarrollado crece a ese ritmo. Un aumento anual del 2% supone duplicar la población cada 35 años", explica.

- 8,4% de población extranjera. Aunque la cifra oficial aprobada ayer por el Gobierno no distingue entre españoles y extranjeros, el INE avanzó el pasado mes de abril que al iniciarse este año los ciudadanos no españoles suponían el 8,4% de la población. Ascendían a 3.691.500 (al comenzar 2004 eran tres millones, el 7%). El número de extranjeros empadronados el año pasado creció un 21,6% respecto a 2003, según el citado avance. Las colonias más numerosas son la marroquí (505.400 personas), la ecuatoriana (491.800), la rumana (314.300), la colombiana (268.900) y la británica (224.800). La mayor proporción de residentes extranjeros se registra en Baleares (15,8%), Madrid (12,9%), Murcia (12,3%), Comunidad Valenciana (12,3%) y Cataluña (11,4%).

- Menos altas en 2005. A lo largo del presente año, continúa el empadronamiento de los ciudadanos extranjeros, aunque a un ritmo "algo más bajo", según el director de Procesos e Infraestructura Estadística del INE, Miguel de Castro. La ralentización de las altas es mayor desde el pasado mes de junio.

- Más de 44,6 millones este año. En el INE creen que al acabar 2005, la población española superará los 44,6 millones de personas. La proporción de extranjeros podría superar el 9%. De Castro descarta que los recientes aumentos de inmigrantes se deban a un efecto llamada por el proceso de regularización acometido a comienzos del presente año por el Gobierno. El catedrático Arango coincide con ese diagnóstico.

- Cambios a la vista. El INE prevé que la cifra de residentes extranjeros pueda sufrir un cambio por un motivo técnico: los no comunitarios que lleven más de dos años en España están obligados a renovar su inscripción padronal antes de que acabe este año. De no hacerlo, pueden ser dados de baja.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción