Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisas en los Ayuntamientos para esquivar la máxima protección

Numerosos pueblos de la sierra madrileña están acelerando sus nuevos planes urbanísticos, a la espera de que concluyan los trabajos para la declaración como parque nacional de la sierra del Guadarrama. La Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid ha asegurado que mientras llega ese momento estarán pendientes de que el urbanismo no afecte al medio ambiente que se pretende proteger. Pero no sucede así en muchos casos. El tiempo juega en contra y el parque nacional se demora, además, porque la Junta de Castilla y León va muy retrasada en la redacción de su plan de ordenación.

La Comunidad de Madrid sí ha dejado claro al menos sus intenciones. El proyecto de Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del futuro parque nacional del Guadarrama en su vertiente madrileña se trata de un enorme plano que convierte en intocables 34.084 hectáreas de la sierra (entre los municipios de Lozoya y Guadarrama) y que las confiere un grado de protección idéntico al de otros parques nacionales como los Picos de Europa o Doñana.

El proyecto madrileño, que establece las tres grandes áreas en que se dividirá la futura zona natural (parque, preparque y área de transición), propone la protección máxima de 34.084 hectáreas, que se convierten en 73.000 si se incluyen las áreas previas (las denominadas zonas colchón), entre Somosierra y Santa María de la Alameda.

32 especialistas

Un total de 32 especialistas, divididos en seis grupos científicos, encabezados por el catedrático de Geografía de la Universidad Autónoma de Madrid, Eduardo Martínez de Pisón, han estudiado durante más de un año y medio un primer plano de 100.000 hectáreas propuesto por la Comunidad.

Dentro del futuro Parque Nacional del Guadarrama estará totalmente prohibido cualquier tipo de construcción, no así en las áreas de preparque y de transición. En las zonas de preparque (27.000 hectáreas), que estarán bajo la tutela de la Comunidad de Madrid, se establecerán, no obstante, restricciones a la construcción. En el parque nacional se han propuesto, además, siete pequeñas zonas de reserva entre Peñalara y los montes Carpetanos. En la sierra del Guadarrama está representada el 45% de la fauna del territorio español y el 18% de la europea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de noviembre de 2005