Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Un virus comparable

Las obras de la M-30 de Madrid, se podrían comparar a una gran pandemia de gripe o cualquier otro virus similar. Todos sabemos que hay casos, los comentamos, apoyamos a los que padecen la misma, pero sigue creciendo y creciendo. Y, de pronto, un día, está en la puerta de tu casa.

El remedio es fácil y nos lo receta nuestro alcalde: una pastilla de obras por la mañana y otra pastilla de lo mismo durante toda la noche. El problema de la pastilla nocturna es que molesta tanto que no deja dormir y, claro, por la mañana lo más probable es que te quedes dormida en el trabajo.

Nuestro alcalde nos pide paciencia y comprensión. Yo le contesto que la paciencia la tengo en este caso porque no queda más remedio. En cuanto a la comprensión, me tomo la libertad de usarla con quien realmente necesita de la misma, y al alcalde no se la concedo, ya que él no la tiene hacia los ciudadanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de noviembre de 2005