El Senado celebra una inusual sesión a puerta cerrada sobre Irak

El Partido Demócrata invocó el martes a última hora una regla poco usada y sin precedentes en 25 años, la llamada nº 21, para cerrar el Senado y convocar una sesión secreta en protesta por la lentitud con la que se desarrolla la investigación sobre el uso de la información de los servicios de espionaje para justificar la guerra de Irak.

Con el cierre del Senado durante más de dos horas, los demócratas lograron torcer el brazo a los republicanos y nombrar una comisión bipartita de seis senadores que el próximo día 14 deberá presentar un informe sobre los "errores" que hubo en el trabajo de los servicios de inteligencia previos a la invasión de Irak en 2003.

"Finalmente, tras meses y meses y meses de suplicar, engatusar, escribir cartas... vamos a poder avanzar en la investigación de cómo los servicios de espionaje fueron utilizados para meternos en la difícil guerra de Irak", aseguró el líder de la minoría, el senador Harry Reid. "Los estadounidenses merecen una investigación completa sobre cómo el Gobierno de George W. Bush llevó a este país a la guerra", dijo. Según Reid, la acusación contra el ex jefe de gabinete de la vicepresidencia, Lewis Libby, sirve de "ventana a la realidad sobre cómo el Gobierno manipuló el espionaje para vender la guerra en Irak y destruir a aquellos que se atrevieron a desafiar estas acciones". Libby fue acusado la semana pasada de haber mentido en una investigación que trataba de determinar si la filtración a la prensa del nombre de una agente de la CIA fue parte de un plan para desprestigiar a su marido, un ex diplomático crítico con la guerra.

Más información

Para el líder de la mayoría en la Cámara Alta, el republicano Bill Frist, el Senado de Estados Unidos fue "secuestrado" por los líderes demócratas. Frist criticó la acción del senador Reid y la calificó de "maniobra política". "Nunca había sido abofeteado con tanta afrenta el liderazgo de esta gran institución", manifestó Frist, para a continuación acusar a los demócratas de "montar una patraña publicitaria". Hace más de un año que se espera que el Comité de Inteligencia del Senado explique por qué no se encontraron las armas de destrucción masiva que supuestamente tenía Sadam.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 02 de noviembre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50