El genio de Carles Santos anima la gala de los Premis Octubre

Climent hizo una breve mención de rechazo al boicot de la conferencia de Ben Ami

El genio provocador, lúdico y musical de Carles Santos fue el responsable de animar la velada de los Premis Octubre el sábado en Valencia, que discurría por derroteros muy pausados y conocidos. El compositor de Vinaròs tocó el piano con los puños enfrentado a un bailarín que se arrojaba sobre el instrumento, antes de que dos trajeados cantantes de ópera de su habitual equipo artístico simularan el acto amoroso, cantando y sirviéndose del piano y su banqueta.

Algunos de los invitados expresaron su desconcierto ante las acciones artísticas de Santos, que concluyó la velada dirigiendo una magnífica y personal versión in crescendo de la moixeranga. Fue su intervención más aplaudida, si bien antes ya había dado muestras de su experimentalismo musical y escénico. Todo ello trufado de un irreverente sentido del humor y con la ayuda del actor Pep Cortés, el coreógrafo y bailarín Toni Jodar, la mezzosoprano Claudia Schneider y el tenor Antoni Comas.

Santos protagonizó la velada porque, además, fue objeto del homenaje de los Octubre. El cineasta Pere Portabella se encargó de realizar una semblanza de "su amigo y colaborador desde 1966" y brindó por la existencia de "redes viarias alternativas", por donde transitan artistas como el pianista. El músico agradeció al editor y organizador de los Octubre, Eliseu Climent, las oportunidades que le ha brindado, como llevar a Vinaròs el American way of life, de Josep Renau.

Climent hizo una breve mención de rechazo y de defensa de las libertades en relación con el boicot e intento de agresión que sufrió el viernes el ex ministro israelí Shlomo Ben Ami en un acto de los Octubre. Aunque por la mañana la organización ya había emitido un comunicado de rechazo, algunos asistentes consideraron escasa la referencia al boicot protagonizado por un grupo de jóvenes que portaba banderas palestinas e independentistas de los Países Catalanes.

Estos fueron aludidos por Climent en su intervención en la que fue muy crítico con la reforma del Estatut valenciano, que consagra la expresión "idioma valenciano". El consejero catalán Carles Solà instó a continuar trabajando por los Países Catalanes. También intervino el ministro andorrano Juli Minoves.

Por último, se entregaron los premios literarios a los ganadores Joan Olivares (narrativa), Ignasi Moreno (teatro) y Vicenç Altaió (poesía), entre otros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0030, 30 de octubre de 2005.

Lo más visto en...

Top 50