El Ayuntamiento de Jerez aprueba un plan para refinanciar su deuda en los próximos 15 años

La institución debe conseguir un crédito de 346 millones para sanear sus cuentas

El Ayuntamiento de Jerez (Cádiz) dio ayer un paso que estaba esperando, prácticamente, todo el tejido económico y empresarial de la ciudad. La corporación aprobó por unanimidad un plan de refinanciación que servirá para pagar a los cientos de acreedores que esperan tras la puerta y, de paso, sanear las enclenques cuentas municipales. El consistorio, que algunos meses ha pasado dificultades para pagar las nóminas municipales, debe conseguir un crédito bancario de 346 millones de euros y prepararse para 15 años de severa austeridad en la gestión local.

Ahorro Corporación Financiera, la entidad que ha diseñado el plan que debe sacar al Ayuntamiento jerezano de sus penurias económicas, había advertido de que la iniciativa necesitaba del consenso de todos los grupos políticos del gobierno local. De lo contrario, hubiese sido complicado convencer al mercado de capitales de la idoneidad de invertir en Jerez 346 millones de euros, tarea que se inicia a partir de ahora.

Tras una maniobra envolvente tejida en los últimos días por la alcaldesa de la ciudad, la socialista Pilar Sánchez, y por sus más estrechos colaboradores, ningún grupo político se podía negar a dar su apoyo al plan de refinanciación. "Es la única solución que tenemos para pagar a cientos de empresas y particulares de la ciudad a los que debemos mucho dinero, y reflotar un Ayuntamiento que está al borde de la bancarrota", se había encargado de recordar machaconamente la regidora.

Pleno extraordinario

Así pues, tanto las dos formaciones que integran el Gobierno local, PSOE y PSA, como aquellas que ocupan los bancos de la oposición, PP e IU, dieron luz verde en el pleno extraordinario celebrado ayer al que debe ser el tratamiento definitivo para salvar al municipio jerezano de una asfixia financiera que ya se hacía insoportable.

Las líneas maestras pasan por conseguir un gran crédito de 346 millones de euros, encargo que parece factible a tenor de las gestiones realizadas desde el pasado mes de marzo tanto por el gobierno local como por la propia Ahorro Corporación, que aglutina en su seno a un total de 42 entidades financieras. La operación está diseñada para dar respuesta a los tres principales problemas de la economía municipal jerezana: la deuda con los acreedores, el máximo legal de endeudamiento con los bancos y un déficit estructural superior al 20%.

El plan propone que los bancos y cajas que acepten participar paguen la deuda existente a 31 de diciembre de 2004 hasta alcanzar un máximo de 135 millones de euros. Estas entidades financieras también tendrán que hacerse cargo del déficit previsto en los ejercicios que restan hasta 2009, que se calcula en otros 71 millones de euros, y refinanciar con el resto del dinero las muchas operaciones crediticias que pesan sobre las cuentas del Consistorio. De esta forma, se habrá conseguido aniquilar la deuda y sanear la economía municipal.

Se trata, según el delegado municipal de Recursos, Juan Manuel García Bermúdez, de "un traje a medida" para solucionar los problemas financieros de la ciudad, pero obliga también a un extraordinario esfuerzo al actual gobierno y a los que están por venir hasta 2020. El Ayuntamiento comenzará a devolver el dinero, los 346 millones de euros, a partir de 2009, y tendrá que apretarse el cinturón como nunca antes lo había hecho. Austeridad, rigor en el gasto y una gestión muy limitada marcarán la política local en los próximos años. "El plan es financieramente caro, económicamente estricto y políticamente arriesgado, pero es la única solución posible", reconoció ayer García Bermúdez.

El PP dio su voto a favor argumentando que los acreedores tienen que cobrar ya y que muchas familias de Jerez están pendientes de los recibos impagados del Consistorio. Pero advirtió de que este plan puede traer como consecuencia una importante subida de impuestos, la enajenación de parte del patrimonio municipal, la privatización parcial de empresas dependientes del Ayuntamiento y una severa racionalización en los salarios de los trabajadores municipales.

Una satisfecha Pilar Sánchez dio las gracias a todos al finalizar el pleno por el "ejercicio de responsabilidad" llevado a cabo por la Corporación. La alcaldesa de Jerez viajará la próxima semana a Madrid para reunirse con más de 30 entidades financieras y presentarles el plan. En esos encuentros estará acompañada por altos cargos del Ministerio y la Consejería de Hacienda, que quieren así mostrar su respaldo a la iniciativa aprobada por el Consistorio jerezano.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción