Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
APUNTES

La Politécnica crea un buscador para toda la documentación electrónica de la universidad

El 'software' permite el rastreo simultáneo y rápido desde un único interfaz

La digitalización coloniza las bibliotecas universitarias. En la era en que estas estancias son un híbrido de legajos de papel y productos electrónicos conviene tener una herramienta que permita la búsqueda de la información electrónica de manera fácil y rápida. Esto es lo que permite el Polibuscador, un nuevo software desarrollado por la empresa ExLibris e implementado por la Universidad Politécnica de Valencia que permite efectuar búsquedas simultáneas en los recursos electrónicos suscritos por la institución en un solo clic de ratón.

Hasta ahora se debía hacer un rastreo de manera secuencial, entrando en cada revista digital o base de datos. A partir de ahora está accesible desde un único interfaz de consulta. "En España lo tiene el CSIC y lo están desarrollando el Consorci de Biblioteques Universitàries Catalanes y la Universidad de Las Palmas, por eso somos pioneros", aseguraba el vicerrector de Alumnado, Juan Miguel Martínez Rubio, en la presentación el pasado jueves, en Rectorado. Destacó los beneficios que el Polibuscador reportará para la investigación y la docencia, sobre todo en el contexto del nuevo Espacio Europeo de Educación Superior que conlleva una mayor autonomía indagatoria del alumno.

De la trascendencia de la colección electrónica de la Politécnica se hizo eco el director del Área de la Biblioteca y Documentación Científica, Vicente Serra quien reveló que "el 60% del presupuesto de la biblioteca, que se traduce en torno a 1 millón de euros, se destina a productos electrónicos". Actualmente su comunidad universitaria dispone de más de 10.000 revistas electrónicas y casi 300 bases de datos. Sólo en 2004 se registraron 300.000 consultas.

Cabe destacar que este portal, cuya imagen es un amigable perro de viñeta de cómic, con un único gran ojo, permite al usuario disponer de un área personalizada, en el que podrá registrar las referencias de los artículos, listas de revistas electrónicas y crear alertas. Con dos ventajas: que la información es accesible desde cualquier equipo porque se almacena en el servidor y con una capacidad para alrededor de 3.000 artículos. Además Serra añadió que en el futuro pretenden que el Polibuscador incorpore un repositorio institucional con información, por ejemplo, de tesis doctorales propias.

Cualquier usuario puede acceder al http://polibuscador.upv.es pero sólo los miembros de la universidad pueden consultar los recursos de la biblioteca. Un equipo de trece personas ha conseguido tras un año que este instrumento esté en marcha.

Inmaculada Ribes, subdirectora de la biblioteca señala que lo más costoso ha sido configurar todos los recursos que la biblioteca tiene suscritos. Ahora este gestor de la biblioteca digital, con forma de perro ya adiestrado -como mostró en su debut el técnico Dídac Margaix- ya está listo para encontrar de una sola batida todas las pistas cibernéticas suscritas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de octubre de 2005