Reportaje:

Una gripe muy lucrativa

Roche y Novartis logran beneficios récord por sus antivirales y sus medicinas contra el cáncer

Las beneficios de Roche, empresa productora del antiviral Tamiflu, han crecido un 17 % hasta llegar en los primeros nueve meses de 2005 a generar 25.400 millones de francos suizos (16.400 millones de euros). Por su parte, su competidora directa Novartis ha registrado un alza neta de los beneficios del orden del 13 %. Sin duda, corren buenos tiempos para el negocio de la salud.

Roche ha facturado 16.400 millones de euros en los nueve primeros meses de 2005, y Novartis, 19.700 millones de euros
Roche se ha convertido en una estrella mediática en los últimos días gracias al Tamiflu, el antiviral más eficaz contra la temida gripe aviar

El miércoles, Franz Hummer, presidente del Consejo de Administración y director general (CEO) de la poderosa Roche, presentó en Basilea el impresionante balance de los primeros nueve meses de 2005, marcado por los beneficios espectaculares generados, en particular, en el sector Farmacia. Hummer declaró que "también en el tercer trimestre del año, Roche ha incrementado claramente las ventas en dos dígitos y ha mantenido las altas tasas de crecimiento". Agregó que "en la división Farmacia se ha aumentado la cuota de mercado", lo que explicó dada la contribución al volumen de negocio, "especialmente, de los medicamentos contra el cáncer".

Un 4% de las ventas

En estos días, Roche, que emplea a 65.000 personas en 150 países, se ha convertido en una auténtica estrella mediática, dado que es la fabricante y poseedora de las licencias de explotación de Tamiflu, el antiviral más eficaz que se conoce en la lucha y prevención del virus H5N1, más conocido como "gripe aviar".

La comercialización de dicho producto ha generado, por sí solo, un 4 % de volumen de negocio de Roche con una ganancia de 859 millones de francos suizos (554 millones de euros). Esta subida representa un aumento del 263% respecto al ejercicio anterior.

Con pedidos masivos de Tamiflu por parte de 40 países, entre los que se cuentan España, Francia, Gran Bretaña o EE UU, la bonanza de Roche no parece que vaya a conocer un declive a corto ni a medio plazo. De hecho, ante la inmensa demanda del producto, Roche se ha visto obligada a "liberalizar" las patentes y compartir la producción del antiviral con empresas asociadas. En el lado oscuro de la balanza suiza hay que mencionar que Cipla, una empresa farmacéutica india, o el Gobierno de Taiwan afirman estar en condiciones de producir Tamiflu como genérico para su comercialización en los países emergentes.

El gigante Roche está dividido en tres áreas fundamentales: Grupo Roche, División Farmacéutica y División Diagnósticos. Sólo la División Farmacia ha dado un salto del 20 % hasta situarse en los 19.000 millones de francos (12.000 millones de euros), lo que representa una progresión tres veces más rápida que la del mercado.

El célebre Tamiflu ocupa el séptimo puesto en el ranking de los 20 medicamentos estrella de Roche. El primer puesto está ocupado por MabThera-Rituaxan, un poderoso anticancerígeno que ha sido vendido por 3.000 millones de francos (1.935 millones de euros) en los primeros nueve meses del actual ejercicio.

En general, la venta de productos oncológicos ha aumentado un 37%. Otro de los medicamentos estrella de Roche, el Avastin, utilizado para la lucha contra el cáncer de colon y fabricado por la filial americana de Roche Genentech, ha progresado un 148%, superando así la mágica barrera de los 1.000 millones de francos (645 millones de euros) en nueve meses.

Por su parte, la venta de Herceptin, dedicado a combatir el cáncer de mama, y Xeloda, para el de colon, han progresado, respectivamente, un 38% y un 47%.

La División Diagnósticos ha incrementado sus ventas un 4% hasta llegar a 6.000 millones de francos (3.900 millones de euros).

Por su parte, Novartis, vecina y competidora directa de Roche, ha anunciado el martes pasado un volumen de negocio al alza de un 14%. O sea, 30.500 millones de francos o 19.700 millones de euros.

El otro "monstruo" suizo, capitaneado por Daniel Vasella, "el ejecutivo mejor pagado de Europa", ha declarado unos beneficios netos de 4.800 millones de dólares y se acerca así a batir sus propios récords antes de fin de año.

Sandoz, división genéricos de Novartis, ha visto subir sus ventas un 43 % hasta llegar a 3.100 millones de dólares, gracias a la consolidación de la compra de Hexal y Eon Labs. Más allá de las adquisiciones, las ventas de Sandoz han progresado un 12 % gracias a la buena marcha de la venta de genéricos en Europa, Suráfrica, Rusia y EE UU. Gran parte del éxito de Novartis es debido a las ventas del Diovan, utilizado para el control de la presión arterial. Este medicamento ha generado unos beneficios de 2.682 millones de dólares.

En la Bolsa suiza, los títulos Novartis cerraron con un alza neta del 4,3% a 68,45 francos suizos (44 euros), casi su marca más alta en los últimos tres años, mientras que Roche ha visto este martes pasado un aumento de la cotización del 2,5%, lo que representa, según analistas financieros suizos, "un máximo histórico". Según la consultora McKinsey, las empresas suizas están cerca de superar el listón histórico de beneficios del 2000.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS