Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gas Natural responde a Endesa que su denuncia en Estados Unidos carece de fundamento

Gas Natural acusó ayer a Endesa de "perturbar el funcionamiento" de la oferta pública de adquisición (OPA) de acciones lanzada por la compañía sobre la eléctrica con acusaciones que "carecen de fundamento".

La compañía que preside Manuel Pizarro anunció el jueves que ha denunciado a La Caixa (accionista de Gas Natural, de Repsol YPF y de Endesa) ante el organismo regulador bursátil de EE UU, por el posible incumplimiento de varias obligaciones establecidas por la normativa de mercados de valores del país americano, lo que fue desmentido por la entidad financiera.

Gas Natural explicó en un comunicado que la actuación de Endesa ante las autoridades estadounidenses se inscribe en "la estrategia de confrontación desarrollada por los actuales presidente [Manuel Pizarro] y consejero delegado de Endesa [Rafael Miranda]". La compañía que preside Salvador Gabarró añadió que los directivos de la eléctrica deberán responder ante sus accionistas por querer "hurtarles" su derecho a decidir, y anuncia que dará "cumplida contestación" ante las autoridades competentes en el momento adecuado.

En opinión de Gas Natural, "en algún momento los actuales administradores de Endesa deberán responder ante sus accionistas del ingente coste en que están haciendo incurrir a la sociedad con esa política de entorpecimiento de la oferta, anteponiendo sus propios intereses a los de sus accionistas y con el solo fin de hurtarles su legítimo derecho a decidir".

Endesa volvió a contestar a su rival y, según Europa Press, advirtió de que los cambios que introducirá Gas Natural en los estatutos sociales de la compañía eléctrica, en el caso de que triunfe la OPA lanzada sobre la eléctrica, "suponen una amenaza y una marcha atrás en las normas de buen gobierno corporativo".

Entre las normas que Gas Natural se propone cambiar, según Endesa, está la limitación de los derechos de voto a un 10% al margen de la cantidad de títulos que se posean. La limitación, que nació como una forma de proteger a los accionistas minoritarios, es también un mecanismo de blindaje ante operaciones hostiles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de octubre de 2005