Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de cada tres funcionarios de los juzgados no cumple su horario laboral

UGT dice que los funcionarios realizan sobradamente su jornada

Casi uno de cada tres. El Departamento de Justicia de la Generalitat aseguró ayer que el 31% de los funcionarios judiciales de Cataluña cometen "irregularidades" en el cumplimiento de su horario laboral, según una encuesta realizada en 68 órganos jurisdiccionales.

La abultada cifra sobre el incumplimiento del control de horarios la reveló ayer la directora general de relaciones con la Administración de Justicia, Núria Clèries, durante una rueda de prensa convocada para presentar las políticas del departamento. El dato provocó una avalancha de preguntas que obligó a intervenir al consejero de Justicia, Josep Maria Vallès, presente en el acto. "Si tenemos en cuenta cómo está organizada la oficina judicial, la cifra del 31% todavía resulta positiva, porque quiere decir que hay el 70% de funcionarios que cumple".

¿En qué consisten las irregularidades?, se le preguntó a la directora. La respuesta fue contundente. "El cumplimiento de la jornada es flexible en la hora de entrada y salida y los funcionarios pueden recuperar horas, pero se ha comprobado que algunos fichan por diez o por seis a la vez", explicó. Clèries tachó de "inadecuado" el sistema actual de control, consistente en situar relojes a la entrada. La ineficacia del sistema estriba en que más de un día por semana no acuden al juzgado ni el juez ni el secretario, o permanecen allí menos tiempo que los funcionarios, lo cual favorece el incumplimiento.La Generalitat aseguró que en el plazo de un mes y medio presentará una serie de medidas para afrontar la situación y que, si persisten las anomalías, sancionará a los funcionarios.

Al finalizar el año pasado, 6.507 empleados integraban el personal al servicio de la Administración de justicia en Cataluña, incluidos los médicos forenses. El 74% de ellos eran funcionarios y el 26% interinos. La franja de edad mayoritaria oscila entre 36 y 45 años, con predominio de las mujeres.

El consejero de Justicia reclamó la necesidad de modificar la Ley Orgánica del Poder Judicial para organizar de otra forma las oficinas judiciales y de que el Ministerio de Justicia convoque el concurso para estabilizar laboralmente a los 900 funcionarios interinos que hay actualmente en Cataluña. "El ministerio tiene en cuenta otros elementos que nos acaban perjudicando", dijo el consejero, en alusión a las reticencias del Gobierno central para traspasar a la Generalitat las competencias plenas sobre el personal de justicia.

Joaquim Vela, responsable de Justicia en Cataluña de la UGT, se preguntó ayer a cuántos funcionarios ha expedientado la Generalitat. "Si conocen esa cifra y no actúan, es que son unos irresponsables, y el ciudadano tiene derecho a una explicación", afirmó. Vela dijo que, en términos generales, los funcionarios cumplen su horario y recordó que en ocasiones realizan muchas más horas de las que les corresponden sin recibir ninguna compensación. "Que les pregunten a los compañeros que trabajan en los juzgados de violencia doméstica", afirmó. En su opinión, el control de los horarios es una medida que aplaudirían todos los funcionarios, "pero entonces que paguen también el exceso de jornada", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de octubre de 2005