Las trampas marcan otra vez el proceso de matrícula en los colegios privados concertados

El STEPV y la FAPA denuncian la "falta de transparencia" de los centros

El Sindicat de Treballadors de l'Ensenyament del País Valencià (STEPV) y la Federación de Asociaciones de Padres (FAPA-Valencia) denuncian un año más la "falta de transparencia" de los colegios concertados en la selección del alumnado y la "escasa voluntad" de la Consejería de Educación en "controlar y supervisar" el proceso de matrícula. "La selección del alumnado no es objetiva", afirma Santiago Estañán, delegado sindical del STEPV. Por su parte, Carmen Molina, presidenta de la FAPA, aboga por "cambiar" el decreto de admisión de alumnos.

"La Administración tiene aparato para controlar el proceso, pero no lo hace"
Más información
Certificados de minusvalía, solicitudes de separación matrimonial y rentas falsas, todo suma

El proceso de selección arranca con la presentación de las solicitudes completadas por los padres para los centros públicos y concertados y termina con la publicación de los alumnos admitidos por parte de los colegios. Es entonces cuando se mezcla la alegría de quienes han conseguido plaza para su hijo con el malestar y la impotencia de quienes no.

La historia se repite todos los años: los sindicatos y las asociaciones de padres denuncian las irregularidades que salpican el proceso, que se rige por un baremo que atiende a distintos criterios, entre ellos la proximidad de la vivienda respecto a la escuela, los ingresos anuales de la familia y la existencia de hermanos matriculados en el centro.

"La Administración", sostiene Santiago Estañán, "tiene aparato y legislación de sobra para controlar y supervisar el proceso. Pero no lo hace. La selección no es objetiva". En este sentido, Estañán apunta a los colegios concertados: "En los centros que existe más demanda que oferta se multiplican las triquiñuelas de los padres. Es en los concertados, además, donde hay menos transparencia en la selección". Estañán carga contra la Consejería de Educación: "Bajo la excusa de la libertad de elección de centro existe una serie de alteraciones y vulneraciones del proceso de admisión que deberían evitarse".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Carmen Molina aboga por "eliminar" la renta de los requisitos exigidos por la Administración: "Estamos empujando a la clase media fuera de la escuela pública. ¿Qué sentido tiene la renta? ¿Qué importa que uno gane medio millón o tres millones de pesetas?". Para Molina, "el decreto de admisión de alumnos debe cambiar". "Los colegios concertados", añade, "seleccionan el alumnado de una manera reprobable. A los inmigrantes les disuaden de presentar la solicitud diciéndoles que tendrán que pagar por llevar tal o cual uniforme, determinadas zapatillas...".

Para Estañán, mientras la selección del alumnado esté en manos de la propia dirección del colegio, "será difícil poner coto a las trampas". "En los colegios públicos, es una comisión del consejo escolar la que evalúa la documentación. En los concertados, sin embargo, son los titulares del propio centro".

Tras conocerse una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana que obligaba a la Administración a extremar el control en los procesos de matriculación, la FAPA instó al Consell a implantar medidas "más concretas" para evitar las presuntas irregularidades. El origen de la mencionada resolución judicial se encuentra en la denuncia de un padre, Fernando Trigueros, que describió irregularidades en el proceso de selección y admisión de una plaza escolar concertada para su hija hace tres cursos en el colegio privado Don Bosco de Alicante.

"Se sabe de un montón de colegios", asegura Estañán, "que seleccionan el alumnado a su medida. Esto no es nuevo. Es la Inspección Educativa la que debería revisar el proceso".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS