Fotonoticia:

Los vecinos del circo estable salen a la calle.

Cerca de un centenar de vecinos afectados por las obras del futuro circo estable, en Arganzuela, decidieron ayer sacar su protesta a la calle de forma que les arreglen sus viviendas a la máxima brevedad. Armados con pancartas y cacerolas, hicieron una sonora queja entre la glorieta de Embajadores y la plaza de Atocha. Algún concejal del grupo municipal socialista se sumó a la marcha, que transcurrió sin incidentes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS