Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mayoría del Poder Judicial rechaza los consejos autonómicos

Los vocales se reprochan su falta de independencia política

Los vocales conservadores que gobiernan con mayoría absoluta el Consejo General del Poder Judicial rechazan el proyecto del Gobierno de crear consejos autonómicos de Justicia e incluso dudan que sea constitucional. La minoría progresista defiende la ley, pero con mejoras. En la comisión de estudios (cuatro vocales), los tres conservadores votaron ayer a favor del dictamen que descalifica el proyecto del Gobierno.

Ambos sectores se reprochan su falta de independencia política al abordar el proyecto de Ley remitido por el Gobierno.

El vocal ponente de la mayoría conservadora en el Consejo, José Luis Requero, descalifica en su informe el proyecto de ley del Gobierno, que se aprobó el pasado 15 de julio. Requero cuestiona desde la necesidad de la reforma, que atribuye a compromisos políticos del PSOE con los socios del tripartito catalán tanto en la Generalitat como en el Ayuntamiento de Barcelona, hasta su eficacia. Pero no se atreve a señalar que el proyecto es inconstitucional.

Varios de sus compañeros de la mayoría conservadora no han tenido tantos reparos y han apuntado públicamente, en las últimas horas, que esa ley no será constitucional. La comisión de estudios del Consejo se reunió ayer durante casi tres horas y media y acabó con una votación de tres vocales a favor del informe de Requero (los conservadores propuestos en su día por el PP) frente al voto particular contrario de Luis Aguiar, vocal impulsado por el PSOE. El asunto se dirimirá en un pleno extraordinario el 4 de octubre.

En el seno de la comisión, la discusión se elevó de tono. El encargado de dar un paso más allá fue ayer Javier Laorden, también propuesto por el PP, que casi enmendó a su propio compañero al plantear "algo más que dudas" sobre la constitucionalidad de la ley. Laorden no acepta de partida, por ejemplo, ni siquiera que esos consejos autonómicos de Justicia tengan que existir, como ha sido acordado ya por el PP y PSOE para el nuevo estatuto valenciano y como se demanda ahora desde Cataluña.

Este vocal se agarra a los artículos literales 122.1 y 122.2 de la Constitución sobre gobierno interno de los tribunales y externo del Poder Judicial, para reprochar a la reforma "ineficacia, interferencias políticas" y un objetivo de "desvertebración del poder judicial". Laorden explica que la Constitución habla "en singular" del Consejo y que ahora, con estas modificaciones "deliberadamente ambiguas" para forzar el texto, no se sabe qué tipo de competencias y poder tendrán los autonómicos y se podría permitir en el gobierno interno de los jueces el acceso a terceras personas.

Laorden fue respaldado ayer en esta línea dura desde Pamplona por otro vocal del PP, Juan Pablo González.

Aguiar acepta, sobre los consejos autonómicos, que la ley debería especificar mejor sus competencias y carácter consultivo, pero entiende que sus compañeros conservadores se han excedido en su celo teóricamente jurídico y han cruzado el umbral de su "independencia política". Así se lo reprochó a Requero y sobre todo a Laorden. Éste se ofendió y le lanzó amenazante: "Yo no digo lo mismo de ti pero podría decirte otras cosas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de septiembre de 2005