Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eric Rigler muestra su 'world music' en Guipúzcoa

Eric Rigler, miembro de Skyedance, la reputada banda folk del violinista escocés Alasdair Fraser, visita esta semana Guipúzcoa al frente de Bad Haggis. El músico hará sonar su surtido de gaitas escocesas e irlandesas el miércoles en la sala Be Bop de San Sebastián (23.00), y el jueves en la Plaza del Ayuntamiento de Oñate (23.00), al frente de una formación completada por guitarra, violín, bajo, percusión, batería y voces.

De la unión de Rigler con estos músicos surge una propuesta que la crítica, siempre dada a calificaciones, sitúa entre la world music, la música celta y el jazz, y la propia web del grupo (www.badhaggis.com) presenta como exponente de la música celta del nuevo milenio.

Muestras de su repertorio se pueden encontrar en tres CD y en Span (Aix Entertainment), un DVD editado el pasado año en el que Bad Haggis compartía escenario con Rubén Blades e interpretaba temas propios, piezas tradiciones (The hag at the churn) y composiciones del propio cantante panameño (Templo de agua y Barcos). Blades se unía así a la extensa lista de músicos que han ayudado, o han contado con la ayuda de Rigler, un listado que también incluye los nombres de celebridades como Paul McCartney, Rod Stewart y Mike Oldfield.

Esas colaboraciones han contribuido a aumentar el prestigio del gaitero, quien también ha cobrado popularidad con sus intervenciones como solista, junto al compositor californiano James Horner, con la London Symphony Orchestra, y con su participación en varias bandas sonoras. Million dollar baby, Braveheart, Titanic, Master and commander o El fugitivo son algunas de las películas de éxito a las que ha prestado su pericia instrumental. También ha puesto música a series televisivas como South Park y Doctor en Alaska.

Por otra parte, el Edaska Rock Club de Barakaldo acogerá pasado mañana (21.00; 10 euros) una velada completamente entregada a los hirientes sonidos del death metal. El conjunto estadounidense Mortal Decay, en activo desde el año 1991 y anunciado como "death técnico, complejo y oscuro", presentará su álbum Cadaver art cuando se hayan retirado del escenario los malteses Beheaded, que ya han publicado tres discos de "groovie death metal", y los holandeses Brutus, cuya propuesta flirtea también con el grindcore.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de septiembre de 2005