_
_
_
_

El PSOE evita el concepto de deuda histórica para negociar con Madrid

Lourdes Lucio

El PSOE de Andalucía cree que en la negociación con el Gobierno central no debe utilizarse la expresión "deuda histórica" a la hora de abordar el pago de la Disposición Adicional Segunda del Estatuto porque "debilita" la posición negociadora de la comunidad con el Gobierno central. Así lo cree el secretario de Organización del PSOE, Luis Pizarro, quien, en conferencia de prensa tras la reunión de secretarios de área, pidió a la oposición que "ayuden" en este cometido y no les "griten tanto".

Lo que dijo ayer Pizarro responde a la realidad diaria con la que se encuentran los socialistas andaluces cada vez que el debate de la deuda histórica inicia uno de sus guadianescos recorridos. En las reuniones del comité federal o en otras de carácter interno, los dirigentes no andaluces de este partido dan por hecho de que Andalucía ya ha recibido la deuda histórica. Este concepto lo confunden -incluido el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero- con el pago de la liquidación del anterior sistema de financiación (2.500 millones de euros). Si a esta cantidad se le suma la que recibirá la comunidad por la sanidad (642 millones en dos años), la conclusión fuera del territorio andaluz es que hay un trato preferente hacia Andalucía.

"El concepto de deuda histórica vinculada a la disposición adicional segunda del Estatuto debilita la posición de Andalucía en la negociación con el Gobierno central, porque a continuación el resto de las comunidades autónomas también reivindican la deuda histórica. Y afortunadamente la disposición adicional segunda sólo la tiene Andalucía [también Extremadura]", comentó Pizarro. El citado precepto estatutario fija una financiación adicional para la comunidad hasta alcanzar unos niveles mínimos de servicios.

Pizarro admitió que con el concepto de "deuda histórica" va a ser "muy difícil y complicado un acuerdo" con el Gobierno de la nación. Y regañó al ministro de Administraciones Públicas: "Estamos en contra de lo que ha dicho el compañero [Jordi] Sevilla. La disposición adicional segunda no se refiere a las infraestructuras, no, no, no, no... son servicios", enfatizó.

Fórmula "flexible"

De otro lado, el secretario de Organización del PSOE aseguró que su partido propondrá una "fórmula flexible" de votación durante la discusión de los artículos del Estatuto en el que los grupos políticos tienen discrepancias. Según dijo, habrá asuntos que se aprueben por mayoría cualificada y otros simple, pero que en cualquier caso se garantizará que ningún partido tenga que renunciar a su posición mediante los votos particulares y las enmiendas. Éstas se mantendrán hasta el debate final del texto articulado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pizarro descartó aplicar a rajatabla la "fórmula pintoresca" del PA -acuerdo de tres grupos aunque no sumen la mayoría- y los dos tercios propuestos del Partido Popular, lo que da a este partido decreho de veto al ser imprescindibles para sumar 73 votos

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_