_
_
_
_
OPINIÓN DEL LECTOR
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

¿Recursos infinitos?

El Gobierno central ha aprobado la subida de impuestos en determinados productos para tapar el agujero de la financiación de la sanidad. Dicha medida ha suscitado una gran polémica sobre lo acertado de la misma, sin embargo, no se ha reflexionado sobre el origen del problema ni sobre la persistencia del mismo.

Nuestra sanidad tiene un déficit financiero escalofriante, las prestaciones de ésta aumentan año a año, para evitar la quiebra del sistema se proponen medidas como la del "céntimo sanitario", sin embargo no parece que se ataque a la raíz del problema ni que se planteen soluciones de futuro que impidan que éste se perpetúe en el tiempo. No se invierte en la prevención, no es extraño ver a alguien demandando un sistema sanitario que disponga de medios carísimos para tratar afecciones pulmonares, con un cigarrillo en la mano. Las millonarias inversiones deben dejar de tapar parches y de mantener un sistema deficitario en su concepción e invertirse en la búsqueda de la sostenibilidad del mismo. Algo parecido sucede con los incendios forestales, cuando estos suceden se reclaman más y más medios para su extinción, pero ¿hasta dónde se puede llegar? El objetivo de nuestra estrategia debe basarse en que los incendios no sucedan, no en disponer de cientos de aviones para apagarlo, y no estamos hablando del reciente concepto puesto tan de moda de "monte limpio", hemos de ir más allá en la búsqueda del "monte vivo".

Nueva Orleáns yace bajo las aguas debido a que no se invirtió en mantener los diques que protegen la ciudad en buen estado, el coste de reconstruir el área devastada superará en cientos de miles de millones de dólares al coste de mantenimiento que se escatimó de los presupuestos.

Todos estos ejemplos vienen a ilustrar la idea que trato de exponer, vivimos en una sociedad del momento, despreocupada del mañana, todos nuestros avances y logros no han servido para diseñar un sistema social sostenible que a la vez que provee a sus miembros de sus necesidades, se encarga de preservar la fuente de éstas.

La inyección ilimitada de recursos es un sinsentido del que debemos escapar. En la producción agraria se ha dado el caso de que los costes de abonos, heroicidad, plaguicidas, etc., superaban los ingresos obtenidos en la venta del producto y, aun así, en la siguiente cosecha se necesitaban más recursos porque las plagas se han hecho más resistentes o porque el precio de venta es tan bajo que hay que producir más y más. ¿Dónde está el límite? Sinceramente, creo que éste se superó hace tiempo, pero no lo hemos visto o no hemos querido verlo.

Medidas como la propuesta por el Gobierno deben hacernos reflexionar sobre lo expuesto en este artículo, superando el debate estéril de lo adecuado de la medida.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_