_
_
_
_

Un juzgado investiga otro supuesto intento de soborno a una ex concejal del PP en Camas

Varios puntos de la denuncia de Larrinaga coinciden con la versión de la edil Carmen Lobo

El Juzgado de Instrucción 18 de Sevilla está investigando un supuesto intento de soborno a Inmaculada Larrinaga, ex concejal del PP en Camas. Larrinaga denunció ante la policía el supuesto intento de soborno el pasado 19 de febrero, poco después de frustrar una moción de censura contra el alcalde de la localidad, Agustín Pavón, ex de IU, y abandonar el gobierno local. Algunos de los detalles denunciados por Larrinaga hace ocho meses coinciden con los aportados recientemente por Carmen Lobo, la ex edil de IU en Camas, a la policía. Lobo denunció un intento de soborno en el que supuestamente están implicados Pavón, el empresario Eusebio Gaviño y los ediles Antonio Enrique Fraile (ex del PP) y José del Castillo (ex del PA).

Larrinaga protagonizó a principios de 2005 una pirueta política que fue el anticipo de la enorme crisis que atenaza ahora al Ayuntamiento de Camas, gobernado por una coalición formada por IU, PP y PA. El pasado 17 de enero, Larrinaga mostró su apoyo a una moción de censura impulsada por el PSOE contra el gobierno municipal de Pavón. La edil aludió entonces a "desencuentros" personales y políticos con varios miembros del gobierno.

El 25 de enero, tres días antes de que se votara la reprobación del alcalde, la concejal dio marcha atrás, volvió al equipo de Pavón y frustró la moción de censura del PSOE. Larrinaga justificó su cambio de postura en que no quería contribuir a la "crispación" que se había generado en el pueblo. Entre el 17 y el 25 de enero, Larrinaga recibió varias amenazas, que llevó a los tribunales, y en el pueblo se hicieron pintadas contra ella.

En esa semana, la ex edil del PP se marchó de Camas a Punta Umbría (Huelva), pero su entonces compañero de partido Antonio Enrique Fraile la encontró e insistió en que se retractase, según fuentes del caso. Finalmente, Larrinaga cedió ante las presiones y se marchó a Mallorca en compañía de su marido y de su hija. A ese viaje, según las fuentes consultadas, también fueron, al menos, Antonio Enrique Fraile y Agustín Pavón.

El día de la votación de la moción de censura, el 28 de enero, ni Fraile ni Larrinaga acudieron al pleno, al que tampoco se presentó ningún miembro de la oposición, que daba por hecho que iba a perder la votación.

Carta blanca

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Tras unos días de tranquilidad, Larrinaga confirmó al alcalde de Camas que dejaba el gobierno municipal. La edil ha asegurado que, antes de retractarse, Pavón le había dado carta blanca para reestructurar las áreas del gobierno local, algo que no se cumplió y que, a la postre, supuso la salida del gobierno de Larrinaga.

Este abandono supuso que el gobierno de Camas quedase en minoría con 10 concejales (siete de IU, dos del PP y uno del PA) frente a los 11 de la oposición (ocho del PSOE, uno de Nueva Izquierda, Carmen Lobo e Inmaculada Larrinaga). Desde entonces, el Ayuntamiento no ha superado la situación de bloqueo causada por la aritmética política.

El 18 de febrero, siete días antes de que el pleno municipal de Camas abordase la aprobación de los presupuestos y cuando Larrinaga ya estaba en la oposición, un hombre que se presentó como Emilio Romero acudió a las 21.00 a la casa de la concejal, según consta en la denuncia. El hombre aseguró a Larrinaga que representaba a una institución de Madrid y que lo mejor para el pueblo era que apoyase los presupuestos porque de esta manera llegaría al pueblo una inyección de inversiones de sus representados.

El hombre enseñó a Larrinaga unos planos sobre la expansión urbanística en la Vega del Rey, en el polígono El Manchón. Éste es una de las dos operaciones urbanísticas que se llevaron al pleno del pasado 13 de septiembre y que Carmen Lobo tenía que haber aprobado. Sin embargo, Lobo, que previamente había puesto el intento de soborno en conocimiento de la policía, votó en contra y, a partir de ahí, se precipitaron las detenciones de Fraile, Del Castillo y Gaviño y que Pavón declarase ante la policía por el intento de soborno.

En la denuncia de Larrinaga consta que el hombre que decía llamarse Emilio Romero le dijo que si apoyaba los presupuestos o se ausentaba del pleno, lo que garantizaba su aprobación, le aseguraba "estabilidad económica de por vida", ya que tendría "una mensualidad millonaria". Además, le ofreció "un paraíso fiscal" superior al que ya disfrutaban "los tres pilares" del Ayuntamiento de Camas. En la denuncia consta que el hombre le dijo a Larrinaga que el alcalde de Camas actuaría como garante de sus ingresos en caso de que aceptase la oferta. Romero también le dijo que la institución a la que representaba era la que se haría cargo de ella "de por vida".

La concejal rechazó la oferta del hombre, que le dio dos teléfonos de contacto por si decidía cambiar de opinión. Fuentes del caso señalaron que el Juzgado de Instrucción 18, que inicialmente archivó la denuncia de Larrinaga, aunque luego la reabrió a raíz de un recurso, está investigando a quién corresponden estos números de teléfono.

Planos en una carpeta

Al día siguiente de esta visita, Larrinaga acudió a la policía y dio los detalles de la conversación. Entre otros datos, contó que el hombre llevaba los planos en una carpeta en la que ponía Eusebio Santos Romero. El empresario detenido por el intento de soborno a Lobo se llama Eusebio Gaviño Romero.

En la denuncia también se explica que el hombre puso como ejemplo el caso de Bormujos, donde había conseguido garantizar "su futuro" a un concejal y a su familia. En las conversaciones sobre el supuesto intento de soborno a Carmen Lobo, también se pone el ejemplo de Bormujos, según los denunciantes, la ex edil de IU y Francisco Javier Gordo. El Ayuntamiento de Bormujos vivió una moción de censura la primera semana de enero de 2005. La moción supuso el relevo del socialista Juan Antonio Iglesias y llevó a la alcaldía a Baldomero Gaviño, primo del empresario Eusebio Gaviño.

En la denuncia también consta que, al marcharse, el hombre se dirigió al marido de Larrinaga y le dijo que cuidase a su mujer, ya que el pleno en el que se iban a abordar los presupuestos iba a ser "movidito" y podía necesitar la "ayuda de los Geos". Cuando se celebró el pleno, la policía tuvo que sacar a Larrinaga del Ayuntamiento.

Inmaculada Larrinaga, en un pleno.
Inmaculada Larrinaga, en un pleno.J. M. CABELLO (EL CORREO DE ANDALUCÍA)

Tres jueces en acción

Tres juzgados de Sevilla están investigando supuestos delitos de cohecho en el Ayuntamiento de Camas. El que más conmoción ha causado es el que denunció la edil Carmen Lobo, ex de IU, y que supuso la detención de los concejales Antonio Enrique Fraile (ex del PP) y José del Castillo (ex del PA), del empresario Eusebio Gaviño y que el alcalde de Camas, Agustín Pavón, ex de IU, declarase ante la policía como sospechoso de cohecho. Esta investigación está a cargo del Juzgado de Instrucción 2, que está transcribiendo las grabaciones en las que supuestamente consta el intento de soborno a Lobo.

La investigación más antigua la lleva el Juzgado de Instrucción 18, que instruye la denuncia de la ex concejal del PP Inmaculada Larrinaga. Este caso fue archivado inicialmente, pero luego fue reabierto, según fuentes judiciales.

El pasado jueves, el Juzgado de Instrucción 9 abrió nuevas diligencias por cohecho, a raíz de una denuncia por amenazas presentada por Larrinaga. En este caso, además de Fraile, Del Castillo y Pavón, está supuestamente implicado Juan José Jurado (ex del PP).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_