Francia aumenta la capacidad de sus grandes empresas para resistir una OPA extranjera

El Gobierno francés aprobó ayer un proyecto de ley que aumenta la capacidad de las empresas francesas que cotizan en Bolsa de resistirse a una oferta pública de adquisición (OPA) al establecer mecanismos de reciprocidad entre las maniobras que puede realizar la empresa francesa y la legislación del país al que pertenece la compañía que efectúa la OPA.

El ministro de Economía y Finanzas, Thierry Breton, cumple así la promesa que realizó este verano cuando una serie de rumores apuntaban a que la norteamericana PepsiCo se disponía a hacerse con el control del grupo Danone, lo que provocó una viva reacción del Gobierno, hasta el punto de que el primer ministro Dominique de Villepin apeló al "patriotismo económico".

La norma adapta una vieja directiva europea, dos de cuyos artículos -el 9º y el 11º- de esta directiva eran especialmente polémicos. El primero estipula que en el periodo de la oferta toda medida de defensa debe ser aprobada por los accionistas de la sociedad objeto de la OPA y el segundo establece que todas las disposiciones que limitan el ejercicio de los derechos de voto de la empresa objeto de la OPA sean suspendidas. El proyecto de ley francés recoge el artículo 9, pero establece el principio de reciprocidad para el 11, de modo que una empresa francesa podrá utilizar mecanismos defensivos, como por ejemplo una ampliación de capital, sólo cuando la compañía que efectúa la OPA disfrute de la misma prerrogativa en su legislación nacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 21 de septiembre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50