La FAVB critica a los vecinos que se oponen a la 'narcosala'

Dos importantes entidades vecinales de Barcelona, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB) y la Junta de la Asociación de Vecinos de Horta, criticaron ayer el incivismo que, desde el mes de julio, vienen manifestando las personas contrarias a la sala de venopunción asistida de Vall d'Hebron, conocida como narcosala, cuyo uso es exclusivo para las personas con problemas de drogodepencia.

Ambas entidades quiseron dejar clara su desvinculación de los actos vandálicos cometidos por algunos de los contrarios a la sala de venopunción, y condenaron las agresiones y zarandeos sufridos por los drogodependientes y los profesionales que les asisten.La FAVB pidió a las organizaciones vecinales que apoyan estas protestas que se desvinculen públicamente de estos actos de violencia y hagan un comunicado público de condena.

La federación vecinal indicó también que miembros de la llamada plataforma No a la narcosala impidieron el pasado domingo la celebración de un acto de la fiesta mayor de Horta, amenazando incluso a miembros de la junta de la Asociación de Vecinos de Horta. "Estos actos", señalaron, "van contra los principios del código ético de la FAVB y son un precedente único en el movimiento vecinal barcelonés, que se ha caracterizado por anteponer el diálogo y la solidaridad entre las posiciones divergentes de las asociaciones".

Ayer a primera hora de la noche, unas 700 personas cortaron la Ronda de Dalt en ambos sentidos para protestar contra la narcosala. El corte se desarrolló sin incidentes, pero provocó varios kilómetros de retenciones durante más de una hora tanto en dirección al río Besòs como en sentido Llobregat.

Los vecinos protestan cada miércoles contra la narcosala cortando la Ronda de Dalt a la altura de Vall d'Hebron.

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS